7 hechos interesantes sobre el zoo de Londres

0

El Zoo de Londres fue el primer zoológico científico de Reino Unido. Se construyó en Regent’s Park en 1826. Todavía se sitúa en el mismo lugar a día de hoy y da la bienvenida a millones de visitantes cada año. Desde El Ibérico os presentamos algunas cosas que probablemente no sabíais acerca de esta residencia de animales.

1. Tiene un sótano secreto

Mientras podéis estar distraídos mirando el Casson Pavilion (más conocido como la casa vieja de elefantes), no os habréis dado cuenta de lo que hay debajo. Se trata de un sotano que es utilizado principalmente por los encargados para preparar la comida para los animales, por lo que no se puede entrar, pero si tenéis la suerte de echar un vistazo podréis ver sus paredes forradas con viejos anuncios de zoo y carteles de publicidad.

2. Aves literarias

Los pingüinos del Zoo de Londres fueron la inspiración detrás del logo de la editorial británica Penguin Books. El nombre de la empresa ya había sido elegido cuando un empleado fue enviado al zoológico de Regent’s Park para producir algunos bocetos para su logotipo. Un logotipo que hoy por hoy ha estado formando parte de la identidad de la marca, aunque fue ligeramente rediseñado en 2003. La piscina en la que Edward Young habría visto los pingüinos que le inspiraron ya no está en uso, pero aún existe.

Pingüinos del London Zoo

3. Ayudaron en la I Guerra Mundial

El zoológico de Londres , junto con otros parques zoológicos de todo el país,  entregaron sus leones marinos para que fuesen entrenados para detectar submarinos durante la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, cuando éstos ya habían sido entrenados y soltados en el Canal de la Mancha y en el Mar del Norte, la tecnología del hidrófono se había perfeccionado, por lo que los leones marinos ya no eran necesarios y fueron devueltos al zoo.

4. El túnel utilizado como refugio antiaéreo

En la actualidad el zoológico se extiende más allá del Outer Circle de Regent’s Park, por lo que los visitantes y el personal tienen que cruzar la carretera utilizando uno de los dos túneles subterráneos. Durante la Segunda Guerra Mundial, en el túnel del este (el que está ahora entre la tienda de regalos y el restaurante) es donde se refugiaban de los ataques aéreos el personal del parque y los residentes locales.

Tunel del zoo que sirvió de refugio

5. El zoo de Londres añadió palabras al idioma

Probablemente habréis oído hablar de Jumbo el elefante, uno de los antiguos residentes del zoo de Londres. No obstante, Jumbo no era una palabra hasta que el famoso elefante llegó a escena. Se cree que el nombre Jumbo proviene del swahili, que significa ‘hola’, que es ‘Jambo’, o ‘jefe’ que es ‘Jumbe’. En este contexto, no es de extrañar que se hayan perdido los orígenes de la palabra, ya que la gigantesca criatura viajó por Sudán, Italia, Alemania y París antes de llegar a Londres. De cualquier manera, la versión inglesa de su nombre ahora es sinónimo de algo grande.

El Elefante Jumbo en el zoo Londres

6. La primera exposición de perros

El famoso zoo londinense acogió la primera exposición de perros del mundo en la década de 1840, mucho antes de que existiera Crufts, la muestra de canes más grande del globo terráqueo. “El zoológico comenzó poniendo en exhibición, cerca de Three Island Pond, algunas de las razas más grandes de perros domésticos de todo el mundo: perros guardianes tibetanos, galgos grecianos, perros persas, sabuesos españoles, perros chinos…”, se afirma desde la biografía del zoo.

7. La inspiración de Darwin

Charles Darwin realizó una visita al zoológico en 1838, donde vio a su primer orangután. Tan fascinado quedó por el animal, de nombre Jenny, que volvió para verla dos veces más. Se piensa que sus observaciones, incluyendo la manera en la que reconoció su propio reflejo, contribuyeron a su teoría de la evolución.

El zoo de Londres

Sobre el autor

Deja tu comentario