Aprobado en Reino Unido un nuevo medicamento que ralentiza el cáncer de ovario

0

Un nuevo hito en la medicina británica acaba de sucederse tras el anuncio de que una píldora que ayuda a frenar el cáncer ha obtenido la licencia para poder utilizarse. Se trata de Niraparib, una nueva clase de medicamento que cuadruplica el tiempo que tarda en reaparecer el cáncer de útero tras la quimioterapia.

Los ensayos clínicos revelaron que en mujeres con un defecto hereditario del gen BRCA -que desempeña un papel clave en la supresión de la formación de tumores– el tiempo de recaída aumentó de 5,5 a 21 meses. Si bien esta nueva píldora ya se puede comprar y recetar en Reino Unido, aún no está disponible en NHS (Servicio Nacional de Salud). Esta decisión, para pacientes en Inglaterra y Gales, será tomada por el Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE), que evaluará la efectividad clínica contra el costo de cualquier tratamiento.

El acceso a este medicamento estará disponible lo más rápido posible en NHS

El profesor Jonathan Ledermann, de University College London Cancer Institute y director de Cancer Research UK, comentó que “Niraparib es el primer tratamiento de su clase con licencia para retrasar la progresión del cáncer de ovarios después de la quimioterapia, independientemente del estado de BRC”. Según Lerdermann, esto representa “un hito en el tratamiento de esta enfermedad”. Asegura que el acceso a medicamentos efectivos y tolerables es muy necesario y que tiene esperanza en que esté disponible lo más rápido posible en NHS.

El cáncer de ovario ha sido llamado el “asesino silencioso” porque a menudo se detecta tarde y en una etapa mortal. Cada año se le diagnostica a más de 7.000 mujeres en Reino Unido y en total son 4.128 las que mueren a causa de esta enfermedad. Aproximadamente, el 85% de los pacientes experimentarán buenos resultados después del tratamiento.

Katherine Taylor, directora ejecutiva de la organización benéfica Ovarian Cancer Action, comentó que el pronóstico para las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario puede ser muy negativo. “El tratamiento actual es el que se aplica en otros cánceres mejor conocidos y las tasas de supervivencia son bajas”. Taylor ha afirmado que “esta noticia es un paso alentador en la dirección correcta”. También ha dejado un recado: “Ahora debemos asegurarnos de que todas las mujeres en Gran Bretaña puedan beneficiarse”. La directora de esta organización ha hecho un llamado a NICE y al Consorcio de Medicinas Escocesas para que aprueben este medicamento y brinden más opciones de tratamiento para las personas diagnosticadas con cáncer de ovario”.

Sobre el autor

Deja tu comentario