Gastronomía brasileña en estado puro

0

 

El restaurante Bankete, situado en Liverpool Street, refleja los valores de la cultura culinaria brasileña: productos 100% brasileños y pasión por el cliente

Brasil escaló este año once puestos en la lista de los mejores restaurantes del mundo, según la prestigiosa lista San Pellegrino, que elabora la revista británica Restaurant. El séptimo lugar que ocupó este año el restaurante paulista D.O.M. revela que en Brasil y en general en Latinoamérica, se está despertando la “bestia dormida” de la gastronomía, un valor incalculable por su mezcla de culturas y sabores, procedentes tanto de los pasados africanos y coloniales como de las tendencias que han traído otras nacionalidades instaladas en el país de la samba. “Es necesario cocinar y comer como ciudadano. Privilegiar los ingredientes genuinamente brasileños, o voltear la vista a una determinada región, dando preferencia a los ingredientes cultivados por el pequeño agricultor, fomentando la cultura local”, explica el chef de D.O.M., Alex Atala.

Leonardo Cotta, gerente del local.El restaurante brasileño Bankete.En el céntrico distrito de Liverpool Street, en Londres, la zona financiera por excelencia de la ciudad, se encuentra un pequeño paraíso de la cocina brasileña: Bankete. En esta casa, los sabores y aromas de la cocina tradicional carioca se han mezclado de una forma coherente con la influencia de los sabores de otros países pero sobre todo, ha conseguido trasladar a la capital británica los mandamientos que antes señalaba Alex Atala. Leonardo Cotta, gerente del local, sabe que la materia prima es lo más importante en un restaurante y por ello, echa mano de productos 100% brasileños.

Las carnes en Bankete merecen una mención especial: Carne de Porco (cerdo) Picanha ou Contra-Filé (carne de ternera), Peito de Frango (pechuga de pollo), Carne de Panela (ternera estofada) o las tradicionales Costellinhas de Porco (costillas de cerdo). El arroz y feijao (judías pintas) son los acompañantes de lujo de unas carnes 100% brasileñas y que se cocinan de manera muy simple, sin inventos estrafalarios. Punto y aparte merece la feijoada brasileña de Bankete. Al más estilo puro tradicional brasileño, Bankete ha conseguido con el que es considerado plato nacional de Brasil, la absoluta excelencia. Acompañada de farofa y naranja, degustar una feijoada en Bankete supone sumergirse en los orígenes más remotos de este plato de origen humilde, en el Brasil de finales del siglo XVI, cuando los esclavos africanos arribaron a tierras brasileñas.

El ejemplo de Bankete y, aunque en otra escala, el de D.O.M. muestra el resultado del trabajo de una nueva generación de chefs y restauradores que han entendido a la perfección que no hace falta copiar nada de Europa para exportar una gastronomía que de por sí, nada tiene que envidiar a otras cocinas que tradicionalmente están clasificadas como de primer nivel, casos de la francesa o la española. Aparte de los espectaculares main courses que podemos encontrar en Bankete, las entradas del restaurante no pierden ni un ápice de esa gastronomía popular y auténtica de la que estamos hablando: salgadinhos, pao de queijo, bolinhos de bacalhau, mandioca frita… todos ellos reflejan los sabores tradicionales y el enorme mosaico cultural que Brasil acoge.

Sobre el autor

El Ibérico Gratuito es el único periódico quincenal escrito en español para la comunidad española e hispanoparlantes de Londres.

Deja tu comentario