‘Bodas de Sangre’ inaugura el Teatro Cervantes de Londres

0

La Spanish Theatre Company ya tiene su propio teatro en Londres. Esta compañía de profesionales del teatro concebida, en su literal sentido de la palabra, por el actor y director murciano Jorge de Juan (Cartagena, 1961), ha visto por fin materializados sus anhelos de disponer de un espacio donde compartir con el público londinense las perlas del teatro español e hispanoamericano. El Teatro Cervantes, ubicado en el privilegiado complejo cultural del Union Yard de Southwark, ha visto por fin la luz después de una lucha que podríamos calificar acertadamente de quijotesca.

Este hito en el panorama cultural de la capital británica presume una espiral de mieles para todos los profesionales de la escena emigrados. Un resarcimiento por las escasas oportunidades y los sinsabores que la profesión sirve como menú del día en la escena patria. Y, sin duda, es una reivindicación de nuestro patrimonio cultural, de nuestros versos del siglo de Oro, de nuestra prosa del siglo XX, de aquellos personajes que el teatro en español alumbró y traspasaron fronteras, de los donjuanes, las celestinas, las fuenteovejunas, la capa y espada, los graciosos, las comedias de magia, los lorcas, los mayorgas… un acto de generosidad con aquellos que nos han acogido en su ciudad, en su país, y quieren conocernos un poquito más.

A Jorge de Juan ya lo conocen aquí no pocos, y ha sido él quien ha abierto la brecha para que se desborde el escenario del Teatro Cervantes de Londres de talento. No se ha quedado a medio fuelle, ha apostado al doble o nada, y es que el montaje con el que se ha estrenado oficialmente la Spanish Theatre Company cuenta con versión en castellano y con versión en inglés.  Si queremos compartir nuestro teatro debemos también hacer que actores ingleses lo encarnen, para que los que vayan a verlo lo comprendan, lo interioricen, para que la semilla se plante en tierra más propicia. Y de ahí en adelante ya veremos.

Bodas de sangre‘, de Federico García Lorca, es esta primera semilla. Si hace treinta años Jorge de Juan interpretó al Novio en la versión de José Luis Gómez para el Teatro Cervantes de Almería, es ahora él el director de ambas versiones. Desde el 15 de noviembre y hasta el 17 de diciembre se podrá disfrutar del montaje, en los dos idiomas; dos montajes cuyos repartos reúnen a actores españoles, latinoamericanos y británicos, indistintamente, con tres representaciones en español y cinco en inglés cada semana.

Bodas de sangre Londres

La tragedia lorquiana en escena

Carmen Zapata y Michael Dwell se han encargado de la traducción respetando con mesura el original lorquiano. No se trata, por tanto, este montaje, de una nueva versión o  una adaptación. El texto de Lorca tal cual es. Cabe destacar la escenografía de Zahra Mansouri: un suelo de palés de madera y algunas sillas componen la escenografía minimalista de estas bodas. Metáfora la de ese suelo, un suelo inestable, que mantiene a sus personajes en vilo, con temor a caerse ante el más mínimo paso en falso o traspié social; encorsetados en un status quo tiránico donde no hay cabida para las pasiones del corazón, por supuesto. En un espacio vacío cuyas almas deambulan atormentadas por el pasado, el rencor y el odio y donde todo el mundo sabe lo de todos. Para la segunda parte, Mansouri nos presenta un bosque de hojas de otoño y algunos troncos. Un ambiente que ya dejó atrás su verdura y que nos está anunciando la desnudez del invierno, un ambiente a caballo entre la vida y la muerte. Y todo ello con ese recogimiento onírico como premonición de tragedia, violencia, luna y muerte. La Novia y Leonardo han huido y todos están buscándolos. Ya no queda más salida que aceptar el destino.

El contexto en el que se enmarca la naturaleza trágica de la vida en estas de ‘Bodas de Sangre’, es el de un grupo de gitanos del Este supuestamente asentados en los áridos parajes almerienses. El destino, la muerte, la tierra, la superstición… todos los elementos de la tragedia lorquiana se mantienen con fuerza en esta puesta en escena.

Tradiciones, superchería mágica, y arquetipos de la España rural de otros tiempos consumen y marchitan la esencia de sus protagonistas. Muchos de ellos luchan, otros aceptan, y todos, de un modo u otro, cuestionan la norma social establecida, la rigidez moral; y todos contienen un río de sentimientos a punto de desbordarse, aunque solo la Novia se atreva a darle vía libre. El destino es un mar amargo. ‘Bodas de Sangre’ nos muestra una historia de relaciones prohibidas y conflictos reprimidos, que aún sabiendo que acabará mal, mueven el corazón a la acción, aun si ello supone la muerte y/o el ostracismo. Diferentes formas de vivir y sentir el amor que se rebelan contra lo señalado y que rompe las bridas de lo establecido y del deber ser. Cuántas mujeres y hombres se vieron (y se ven) atrapados en una moral opresiva que paraliza, enjuicia y frustra; y cuántas otras y otros que se han rebelado y han roto con esas bridas no se ven, aún hoy, señalados por los hipócritas.

Si todo esto no les parece suficiente, y espero que no, la Spanish Theatre Company estará encantada de verles sentados en una de las 80 butacas de este nuevo teatro. Y es que no hay mejor experiencia teatral que la que uno vive por sí mismo.

El Teatro Cervantes espera recibir el apoyo institucional que merece, ya que aún no tiene el sostén económico del Ministerio de Cultura, cuya financiación ha sido mayoritariamente privada (Porcelanosa, Maferman, Figueras International Seating, el restaurante Mar i Terra y  el periódico El Ibérico), con la excepción del apoyo inicial de la fundación SGAE. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Embajada de España, el Instituto Cervantes y el King’s College en Londres, el Espacio Cultural del Agua de Canadá y el Instituto Cañada Blanch. Asimismo, cuenta con embajadores de lujo como Tamara Rojo, Mario Vargas Llosa, Aitana Sánchez Gijón y José María Cano. Sin duda, esta semilla va a dar hermosos frutos, no hay más que ver en las manos de qué jardineros está.

 

Sobre el autor

Sara Ballesteros es actriz, pero también licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, con un Máster en Artes Escénicas. Ha desarrollado su actividad profesional en ambos campos tanto en España como aquí en Reino Unido. Colabora con El Ibérico "por amor al arte", al de las noticias y al dramático, por eso que sus artículos siempre tengan que ver con las tablas. Dos pasiones unidas en una sola voz. Más info.: http://www.saraballesteros.net/

Deja tu comentario