Científicos británicos promueven la investigación de embriones humanos modificados genéticamente

0

Científicos británicos esperan respuesta a su propuesta de investigación por parte del organismo de control de fertilidad que, en cuestión de semanas, podría dar comienzo a un proyecto de experimentación basado en los primeros embriones humanos modificados genéticamente en Reino Unido. Con ello, se busca dar una respuesta a las causas que provocan los abortos recurrentes. A lo largo del día de hoy, la Autoridad de Fertilización y Embriología Humana (HFEA) deliberará la cuestión ofreciendo su decisión probablemente a final de mes.

Técnica de edición del genoma

Existe aún una gran falta de conocimiento respecto a las razones que llevan a abortos involuntarios con tanta normalidad. Por ello, esta investigación busca responder las incógnitas que surgen alrededor de los recurrentes casos de abortos involuntarios. Este estudio consistiría en modificar genéticamente únicamente embriones humanos “sobrantes” que han sido fecundados in vitro, con el consentimiento de los padres, dando lugar a los primeros embriones transgénicos humanos creados en Reino Unido, aunque será ilegal permitir que se implanten en un útero.

fecundacion-in-vitro

Fecundación In Vitro (FIV)

El equipo de investigadores ha insistido en que la investigación pretende estudiar las causas fundamentales de la infertilidad a través de la edición de los genes de embriones de un día, que no se les permite desarrollarse más allá de la semana, etapa inicial de desarrollo llamada “blastocisto”.

“En el caso de las personas con una mutación específica que significa que sus embriones nunca implantarían [en el útero], entonces se podría contemplar el uso de la técnica de edición del genoma para realizar cambios en el genoma de la mujer portadora del embrión que luego permitan a la descendencia de esa mujer reproducirse sin problemas “, dijo Robin Lovell-Badge, profesor del Instituto Crick.

La revolución de la edición de la línea germinal en los últimos tres años se debe al desarrollo de una técnica conocida como CRISPR-Cas9. Es esta técnica la que el equipo Crick tiene intención de utilizar en embriones fecundados in vitro para investigar el papel desempeñado por una serie de genes que son clave para que un embrión temprano se desarrolle normalmente en un feto sano. Mediante la desactivación de los genes en la fase de desarrollo de un día de edad, pretenden ver qué efecto se produce en la actividad de los genes en embriones de siete días.

Un experimento polémico

Organizaciones benéficas para el favorecimiento a la fertilidad, como Progress Educational Trust (PET) apoyaron la iniciativa calificándola como “una pieza importante de la investigación científica básica” ya que, como explicó su portavoz Sarah Norcross, es necesario “para mejorar nuestra comprensión de algo que tiene un gran impacto en la sociedad”.

Pero no todo el mundo acepta el sistema planteado, por el hecho de emplear embriones que van a ser destruidos posteriormente. Según The Independent, el equipo no niega que en el caso de que conduzca al descubrimiento de una mutación genética que pudiera aumentar las posibilidades de embarazos con éxito en los casos de mujeres que están siguiendo un tratamiento de Fecundación In Vitro (FIV), esto podría convertirse en un escenario propicio para el replanteamiento de la ley.

Kathy Niakan. Foto: Francis Crick Institute

Kathy Niakan. Foto: Francis Crick Institute

“Debido a que en el Reino Unido hay regulaciones muy estrictas en este ámbito, sería completamente ilegal moverse en esa dirección. Nuestra investigación está en línea con lo que se permite en Reino Unido desde 2009, lo cual tiene puramente fines de investigación”, dijo la doctora Kathy Niakin, directora de la propuesta.

El grupo de presión de Human Genetics Alert manifestó que este es “el primer paso en un camino que los científicos han trazado cuidadosamente hacia la legalización de los bebés modificados genéticamente. A pesar de que siempre se ha dicho que la HFEA está ahí para asegurarse de que las líneas éticas cruciales no se cruzan, en realidad, la HFEA existe precisamente para gestionar y facilitar estas transiciones, y para asegurarse de que la pendiente se mantiene resbaladiza”.

 

Sobre el autor

Periodista cultural que colabora con diversos medios de habla hispana e inglesa para ofrecer contenidos fundamentalmente sobre arte y tendencia desde Londres. Con un ojo puesto en la emergente escena española y otro en la multinacional. Amante del uso de la palabra y la voz, aunque se especializa en crítica e historia musical, también desarrolla un periodismo de actualidad en Reino Unido.

Deja tu comentario