Comienza la mayor huelga de trenes en Reino Unido de las últimas décadas

0

Desde hoy, 8 de noviembre y hasta mañana día 9, los viajeros que utilicen el tren en Reino Unido podrán ver ligeramente afectados sus planes. Esto se debe a la huelga organizada por los trabajadores de cinco grandes compañías ferroviarias, miembros de National Union of Rail, Maritime and Transport (RMT), el mayor sindicato especializado en transportes de Reino Unido.

Las compañías Southern, Southern Western Railway y Greater Anglia se enfrentan a una huelga de 48 horas, mientras que trabajadores de Merseyrail y Arriva Rail North han decidido abandonar sus puestos de trabajo durante 48 horas en forma de protesta a los futuros planes de estas compañías de reducir sus plantillas. Estos planes incluyen la eliminación de los actuales responsables de la seguridad al entrar y salir de los trenes, de manera que solo habría un único trabajador por cada tren: el maquinista. Y eso en los trenes que funcionan con uno, que cada vez son menos.

Estas compañías ferroviarias han tratado de tranquilizar a sus clientes, asegurando que muchos de sus servicios no se verán afectados. Sin embargo, algunas de las rutas hacia Londres se enfrentarán a interrupciones y cancelaciones. En estos casos se ha animado a los pasajeros a buscar rutas alternativas. Algunas de las estaciones más concurridas de la capital británica se llenarán con viajeros intentado moverse con servicios reducidos.

La peor huelga de trenes en Reino Unido tras el desencuentro entre el sindicato y los jefes de las compañías

Ésta es la última llamada a la huelga por parte del RMT tras los recientes acontecimientos, en los que la disputa sobre la utilidad de los guardias encargados de la seguridad en la apertura y cierre de puertas de los trenes ha ido creciendo. Los laboristas ya se han pronunciado al respecto: aseguran que si ganan las elecciones detendrán los planes de estas compañías de reducir el personal básico de los trenes. Por su parte, el Secretario General de RMT ha acusado a las compañías ferroviarias de extender al máximo posible sus fuerzas de trabajo restantes para intentar cubrir las modificaciones generadas por la huelga, asumiendo serios riesgos en la seguridad pública.

Esto ha generado un cruce de declaraciones, enquistando el conflicto. Un portavoz del Departamento de Transporte afirmó que el sindicato “pretende desorganizar a los pasajeros como parte de su juego político”. Este portavoz ha ido más allá asegurando que algunas de estas compañías tienen ahora incluso más personal, y que su seguridad se ha mantenido intacta en los últimos 30 años.

El homólogo al Secretario de Estado de Transporte, Andy McDonald, declaró en una carta que las funciones de los guardias son vitales en tareas como ayudar a los pasajeros que necesitan asistencia.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario