El ciclismo en pista es espectáculo aquí, y debería serlo también allí

0

Preparaos, que va crónica. Unas de esas crónicas que se escriben en el momento, justo.

Londres celebra sus Six Day Series y, para una periodista en prácticas que trabaja como tal en la capital inglesa (como yo), no puede haber mejor opción para introducirse en el deporte del que siempre quiso hablar: el ciclismo.

27 de octubre en Lee Valley VeloPark (Londres), 19.30 horas. Albert Torres y Sebastián Mora compiten en la modalidad que les llevó a lo más alto del pódium la semana pasada en el Campeonato Europeo de Ciciclismo en Pista, la Madison. Me considero aficionada, y practicante del ciclismo, y poco, o nada, sé de esta disciplina.

A la vergüenza por mi desconocimiento se le unen las ganas por saber el porqué de los gritos del público inglés, que se excita al unísono cada vez que los ciclistas realizan alguna acción para mí (todavía) inexplicable. “El ciclismo en pista mola, y yo lo estoy descubriendo ahora” me digo a mí misma mientras busco información que me aclare las bases de esta prueba, la Madison. Hasta hace una semana solo había escuchado este término cuando algún compañero de la grupeta me cogía de la mano para empujarme hacia arriba en algún puerto de montaña y me decía eso de “coge, como en la Madison”.

No quiero ponerme técnica, porque tampoco puedo. Hoy quiero hablar de lo que me gusta descubrir. Hoy me apetece ponerme positiva. ¿Por qué no? Hoy yo me he sentido periodista y eso me gusta.

Albert y Sebastián están a punto de acabar su carrera y la agente de prensa de Six Day London me avisa para que esté preparada, los ciclistas tendrán tiempo para entrevistas. Bajo al área central del velódromo y allí están ellos. Yo aún estoy impactada, he visto un espectáculo que no esperaba, la pista, la parte que consideraba más “aburrida” del ciclismo, me ha enganchado, encantado, y lo primero que hago es contárselo.

Hablando me explican que la Madison requiere mucha compenetración entre compañeros: la carrera se caracteriza por la forma en que los ciclistas se entregan el relevo, ya que se dan la mano para coger impulso. Entre los dos han de superar los 70km y, cada 21km, realizan sprints para conseguir puntos extras que influyen en la clasificación general. Sebastián y Albert entrenan por separado, pero para practicar la parte específica tienen que juntarse y este tipo de carreras, por así decirlo ‘comerciales’, las utilizan para ello: ensayar y coger experiencia en la pista.

Siete años agarrándose fuerte

2009 fue el año en que la pareja empezó a cogerse de la mano. Ahora, el objetivo de ambos es impulsarse fuerte, muy fuerte, tan fuerte como para lanzarse hasta llegar al primer escalón del pódium en el Campeonato del Mundo. “Son muchos años trabajando juntos y aún recuerdo la primera vez que nos conocimos. Para mí sería un sueño estar en lo más alto del pódium y llevar el mallot de Campeón del Mundo juntos”, me confiesa Sebastián.

Entonces les pregunto por el ciclismo en ruta, Albert y Sebastián también comparten equipo para estas competiciones, el Team Raleigh-GAC. Pero no son capaces de decantarse por una modalidad, me dicen que elegir entre ruta o pista sería comparable a responder a la pregunta ¿quieres más a mamá o a papá?

Las pruebas de carretera y las de la pista son compatibles: “lo más importante es distribuir bien las competiciones. El cuerpo tiene un límite y también necesita descanso”, me explica Albert. A lo largo de la temporada hay que marcar objetivos principales y otros segundarios. La pareja de españoles lideró la semana pasada el pódium europeo y ahora, en Londres, las piernas se resienten.

La primera velada en la competición de la capital inglesa, donde compiten seis días seguidos, fue difícil para nuestros ciclistas, pero ambos utilizan una misma palabra mientras explican sus sensaciones: remontar. En ese momento les llaman, tienen que prepararse para volver a montarse en la bicicleta.

Me giro y me encuentro en medio del área central del velódromo, rodeada de bicis, cámaras, ciclistas, micros, periodistas y afición. Ciclismo en pista y periodismo, unido. La piel se me eriza y pienso que soñar siempre se ha quedado corto.

 

Sobre el autor

"Periodismo" fue la respuesta al qué, "Valencia" al dónde y "siempre" al ¿te atreves? Deportista, sobre todo, y decidida, para todo. Viví Milán y ahora vivo Londres. Próximamente, ya te voy contando...

Deja tu comentario