El zoo de Londres controla rinocerontes y pingüinos alrededor del mundo

0

El zoológico de Londres está utilizando unos sensores de polución (smog sensors) para monitorear a pingüinos y rinocerontes alrededor del globo terráqueo, según publica el periódico Evening Standard. Este proyecto se hace en colaboración con Digital Catapult, una empresa tecnológica sin ánimo de lucro que actualmente trabaja con los guardas y personal especializado del zoo de Londres para crear estas redes de dispositivos de baja potencia. Las zonas en las que trabaja son Kenya, Nepal, Australia, el archipiélago de Chagos o la Antártida. Según comenta Jeremy Silver, presidente ejecutivo de la compañía, estos radares se colocarán en puntos clave en los que se produce caza furtiva y ayudarán a las autoridades locales a alertar de los movimientos inusuales y advertir de la presencia de humanos. Los instrumentos utilizados, que pueden durar hasta 5 años con la utilización de baterías, son capaces de medir los niveles de agua y cambios en la humedad del ambiente.

Sophie Maxwell, la jefa de conservación tecnológica del zoo de Londres, habló de la ocupación que desempeñan en cuanto a la conservación de hábitats de animales en todo el mundo y expresó que la nueva red en diferentes partes del globo agregará un nuevo despunte tecnológico a su trabajo.

El aparato electrónico smog sensor, que tiene una apariencia plana, pequeña y rectangular como una tarjeta de crédito, ayuda a detectar la calidad, vibración y sonido del aire. El dispositivo manda señales de radio a las cajas de la emisora central y éstas mandan los datos a los satélites.

Los sensores de polución eran utilizados por los ciclistas en Londres

Estos sensores, instalados y programados por la misma empresa Digital Catapult, ya eran utilizados por los ciclistas en la capital británica. Éstos recogen datos sobre la polución para ayudar así a los ciclistas a trazar rutas más eficientes y limpias que les conduzcan desde y hacia el trabajo. Ahora, también se utilizan para encontrar a rinocerontes y pingüinos que viven en zonas del mundo más lejanas.

Sobre el autor

Deja tu comentario