Empezar a escuchar villancicos antes de tiempo podría afectar a tu salud mental

0

“Cada año empiezan antes con la Navidad“. Seguro que has pronunciado, o al menos escuchado, estas palabras por estas fechas. Y no están faltas de contenido: las tiendas apuestan por adelantar su ‘temporada navideña‘ para aprovechar el tirón. Ahora, un estudio sugiere que esto podría poner en peligro nuestra salud mental: escuchar en exceso las melodías navideñas podría resultar agotador para nuestra mente. En concreto, las víctimas potenciales son los trabajadores de establecimientos en cuyo hilo musical se repiten, en bucle, canciones como el ‘All I Want For Christmas Is You’ de Mariah Carey.

Con noviembre recién empezado, en Londres se han encendido las luces de Oxford Street y los supermercados ya dedican un pasillo a adornos y bombones. Es una cuestión de márketing: la Navidad es una excusa para lanzar nuevos productos y promociones y su famoso espíritu trae consigo una mayor predisposición de los clientes por comprar. Y no hay nada que represente más esta época del año que los villancicos y los grandes éxitos, como Jingle Bell Rock de Bobby Helms. Por ello, los establecimientos adaptan sus hilos musicales para la ocasión, casi en una especie de mensaje subliminal que anima a los consumidores a quedarse más tiempo, a comprar más cosas y a volver pronto.

Los villancicos pueden ser mentalmente agotadores para quienes trabajan en comercios

Sin embargo, más allá de ser ‘manipulados’ para consumir, los clientes no sienten los verdaderos efectos de los repetitivos hilos musicales. Los que verdaderamente están amenazados por la música navideña son los trabajadores de estas grandes y pequeñas superficies comerciales. Según afirmó a Sky News la psiquiatra Linda Blair, quien ha formado parte de este estudio, escuchar ‘en bucle’ este tipo de canciones puede llegar a ser mentalmente agotador para los empleados. Si no logran abstraerse, la repetición continuada de las mismas melodías podría convertirse en una verdadera tortura psicológica.

Sobre el autor

Deja tu comentario