El consumo diario de frutas y verduras en Reino Unido peligra tras el Brexit

0

El informe publicado hoy por la Sociedad Real de Artes británica (RSA, por sus siglas en inglés) demuestra que si Reino Unido y la Unión Europea (UE) no llegan a un acuerdo, el suministro de frutas y verduras del país se vería profundamente afectado. Con el transcurso del tiempo, la producción nacional británica ha disminuido. En 1994, Reino Unido producía el 79% de sus propias verduras; hoy, el 55%.

A medida que Reino Unido negocia su relación futura con la Unión Europea y el resto del mundo, enfrentamos serias preguntas sobre el futuro de nuestra comida, agricultura y campo”, asegura la comisión de la RSA que realizó el informe. Desde esta comisión aseguran que para consumir las 5 porciones diarias recomendadas de frutas y verduras en el país es necesario recurrir a los productos extranjeros.

La influencia de la UE ha sido fundamental para la agricultura de Reino Unido. “Hemos llegado a depender del dinero y las leyes de la UE”, reconoce la directora de la comisión, Sue Pritchard. Los datos revelan que el financiamiento europeo ha cambiado los métodos utilizados para el cultivo así como el uso productivo de la tierra.

Pritchard sostiene que el Brexit ofrece una gran oportunidad para remodelar la agricultura y la alimentación británica, pero advirtió que ningún acuerdo sobre el Brexit tendría un efecto dramático e inmediato. “Lo que estaría disponible en los estantes cambiaría drásticamente. Habrá retrasos en todo el sistema de suministro de alimentos: el impacto se sentirá muy rápido “, advirtó Pritchard.

El estudio demuestra que de las 28 porciones promedio consumidas por los británicos de la ingesta semanal recomendada de 35 porciones de frutas y verduras, el equivalente de 11 porciones procede de la UE, siete del resto del mundo. Nueve porciones fueron de Reino Unido, cuya mayoría han sido cosechadas por trabajadores europeos. Una sola porción se cultiva en el país y es cosechada por trabajadores británicos o no pertenecientes a la UE. Como establece el informe, el 17% de la mano de obra nace en la Unión Europea.

El Gobierno británico ha sido criticado por no haber hecho ningún progreso significativo en las negociaciones del Brexit. La primera ministra británica, Theresa May, ha argumentado que no llegar a un acuerdo sería mejor que un mal acuerdo. La comisión, que se lanzará oficialmente el miércoles, tiene como objetivo explorar qué pasará con la alimentación y la agricultura en este nuevo escenario político y cómo Reino Unido podría mejorar en otros aspectos, como la salud pública, la sostenibilidad y el medio ambiente rural.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario