Gina Miller, la mujer que planta cara al Brexit

0

Reino Unido se reveló contra la Unión Europea echándole un pulso a Bruselas y poniéndose en el punto de mira de los mercados internacionales tras el famoso referéndum para abandonar la UE. El Brexit, impulsado por el ex primer ministro, David Cameron, provocó que un 51,9% de británicos decidiera la desconexión europea frente al 48,1% que defendía su permanencia.

La campaña del miedo que ha utilizado los argumentos de la inmigración y la seguridad nacional (terrorismo) como la que está realizando el candidato republicano, Donald Trump, en Estados Unidos hizo sus estragos en la sociedad británica, dividiéndola y provocando una subida de los crímenes de odio y violencia racial a lo largo y ancho del país.

Brexit

Miller, la mujer de hierro que desafía a Theresa May

Gina Miller es la empresaria que se ha puesto al mando del desafío legal para que haya una consulta parlamentaria antes de que la euroescéptica Theresa May active el Brexit en marzo de 2017 mediante la invocación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Miller llevó el Brexit al Tribunal Supremo defendiendo que el plebiscito del pasado 23 de junio tenía un carácter consultivo y que, por lo tanto, lo expresado por el pueblo británico en las urnas no da legitimidad al Gobierno británico para poner en marcha la desconexión sin pasar antes por el filtro del Parlamento.

La irrupción de Miller en el proceso del Brexit y su defensa de la permanencia en la UE ha provocado cierto odio y malestar en el bloque partidario del abandono de la Unión Europea. Continuando con la creciente ola de crímenes de odio y violencia racial, su figura se ha convertido en el objetivo de insultos xenófobos y sexistas como: “viuda negra”, “extranjera” e insultos contra su estatus social, como “puta rica”, haciendo florecer la discriminación latente en cierto sector de la sociedad. “Mujer” y extranjera” son las dos palabras que hacen cuestionar si un hombre blanco realizando la misma campaña hubiera recibido un nivel de odio similar al que se está sometiendo la empresaria.

Gina Miller nació en Guyana, pero desde que tenía diez años ha vivido en Reino Unido. Su vida no fue un camino de rosas, ya que escapó de un internado después de recibir abusos. Así pues, el pasado de Miller está lejos de la riqueza y el lujo y su lucha por la justicia no es nueva, ya que a lo largo de su vida ha tenido que enfrentarse a una sociedad patriarcal donde se le dejó claro que “el colegio de abogados no era lugar para una mujer” cuando aspiró a ser abogada.

 

Sobre el autor

Periodista trabajando actualmente en Londres y estudiante de sociología. Una mente curiosa que se define como una activista por los derechos humanos y feminista. Voluntaria de Amnistía Intenacional, amante del cine, la música y los libros.

Deja tu comentario