‘Hidden London’: Excursiones por las estaciones abandonadas de Londres

1
El metro de Londres, el más antiguo del mundo, inaugurado en 1863 y con 400 kilómetros de vías, posee también un gran número de estaciones que en su día fueron muy importantes pero que actualmente están en desuso y abandonadas.

Todas estas estaciones antiguas abren sus puertas tras muchos años cerradas al público en una ruta de Transport for London (TFL), entre marzo y agosto de 2017 llamada ‘Hidden London’ (Londres oculto).

Las estaciones estarán abiertas al público en un tour llamado ‘Hidden London’

Estas estaciones de metro fueron testigos de multitud de acontecimientos a través de la historia y sus paredes nos cuentan los eventos que sucedieron en épocas un tanto lejanas. Algunas de estas estaciones son inaccesibles y otras solamente se usan para películas, como la de James Bond; o para series de televisión y anuncios publicitarios. Hay más de 40 por todo Londres y muchas aún conservan sus nombres originales: Blake Hall, North Weald, King William Street, Mark Road, City Road, Ongar, Osterley Park, St. Mary’s, Marlborough Road… La otra mitad de estaciones han sido sustituidas por otras cercanas por razones urbanísticas y de logística.

A continuación os dejamos las más significativas. Todas ellas están relacionadas con sucesos paranormales y leyendas que hacen de estas cavidades subterráneas lugares especiales y misteriosos.

La estación de Down Street

Entre el hotel Ritz y el Shepherd’s Market se encuentra la estación de Down Street, actualmente cerrada al público. Estuvo operativa entre marzo del 1907 y mayo del 1932 y tras su clausura y en tiempo de guerra fue reconvertida en un refugio para el comité Ejecutivo de los Ferrocarriles. Éste fue el sitio preferido  del ministro Winston Churchill, donde pintaba, fumaba puros Habanos y escribía libros. Según afirman algunos testigos, su espíritu aún vaga por la antigua estación, ya que han sido registradas varias apariciones del personaje.

La antigua estación de Liverpool Street

Aquí han sido registradas el máximo de apariciones subterráneas y se cree que es debido a que estas estaciones se construyeron encima de fosas comunes para las víctimas de la peste bubónica, la tuberculosis y otras plagas que asolaron Londres. Además, en la estación de Bethnal Green murieron 173 personas en la guerra mundial por una prueba fallida de sirenas que provocó una estampida de personas en los búnkeres (accidente ocultado por las autoridades hasta el final de la guerra). Las apariciones también son debidas a que en 1987 un accidente causó 31 muertos y un centenar de heridos. Este suceso se ha relacionado con el registro de varias apariciones de una mujer gritando con los brazos abiertos en los túneles subterráneos.

La estación de Bank

En Bank se encuentra la leyenda de la monja negra, que se dice que se pasea por la estación y abre puertas mientras espera el regreso de su hermano que fue ejecutado en el siglo XIX.

La estación de British Museum

Otra historia bajo tierra es la de la antigua estación llamada British Museum, abandonada desde los años treinta y que se cree que está comunicada por un túnel con la famosa Sala Egipcia del museo. Con ello, se dice que el fantasma de Amun-Ra se ha aparecido por los pasillos del túnel.

Sobre el autor

Alicante, 1995. Publicitaria trabajando actualmente en El Ibérico en Londres con muchas ideas y ganas de aprender.

1 comentario

  1. Muy bueno el reportaje.
    Solo un pero…, Churchill fumaría puros Habanos, no abanos…se te coló. Pero un fallo lo tiene cualquiera.
    De resto muy bien e interesante 😉

Deja tu comentario