La Iglesia de Inglaterra puede cambiar su postura respecto al matrimonio gay

0

La Iglesia de Inglaterra (The Church of England) podría cambiar su postura sobre la homosexualidad. Durante estos días, las principales figuras de la Iglesia de Inglaterra están celebrando un debate sobre la postura de la homosexualidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Un informe de la Cámara de Obispos, que será presentado mañana miércoles ante el Órgano legislativo y administrativo supremo de la Iglesia, dice que la Iglesia debe adoptar un tono más “fresco y una cultura de acogida y apoyo” hacia el colectivo gay.

El matrimonio homosexual, a debate entre 400 líderes de la Iglesia

Sin embargo, desde la institución añaden que no van a cambiar su posición en cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo y que tanto las personas homosexuales como las heterosexuales que pretenden unirse en matrimonio deben responder preguntas sobre su estilo de vida.

En una carta abierta firmada por 14 obispos retirados, entre los que destacan el reverendo Dr. Peter Selby y el ex obispo de Worcester, se asegura que se va a intentar reconocer las “voces auténticas” de los gays, ya que “nuestra percepción, es que, aunque el dolor de las personas LGTB es visible, no son escuchados“.

El informe, que se escribió el mes pasado, va a formar parte del debate entre 400 líderes de la Iglesia en el Church Hall de Westminster. Esto significa que se discutirá el contenido y las recomendaciones del informe, y que se tendrá que redactar un nuevo informe sobre las decisiones y conclusiones que se saquen. Sin embargo, las propuestas no van a ser formalmente rechazadas o aprobadas.

El Movimiento Cristiano, Lésbico y Gay se ha tomado bien la noticia pero quiere que el debate sirva para algo. Sin embargo no todos se lo ha tomado igual, uno de los más críticos es Tatchell, que aseguró que estaba “horrorizado” por el trato que la Iglesia estaba dando al colectivo LGTB. También aseguró que “el informe de los Obispos defiende la superioridad heterosexual y se opone a las bendiciones y matrimonios del mismo sexo. La Iglesia bendice a los perros y gatos, pero se niega a bendecir a las parejas homosexuales amorosas comprometidas. Trata a los clérigos LGTB como de segunda clase, tanto dentro de la iglesia como en la sociedad en general “.

Sobre el autor

Deja tu comentario