La London Art Fair arte emergente al alcance de todos

0

P12A

Ernesto Cánovas. Shadow on red. (2012). Mixed media&resin on panel 70×100 cm./ Cortesía: Patrick Davies Contemporary Art.

La Feria de Arte de Londres, que ha celebrado su 25 aniversario, ha dado cabida a propuestas artísticas británicas e internacionales sin acceso a otras plataformas de exhibición más famosas.

La Feria de Arte de Londres, dedicada al arte moderno británico e internacional, ha celebrado su 25 edición con vocación de consolidar una apuesta más informal a eventos similares más reconocidos. La participación de casi un centenar de galerías se ha convertido en cita obligada tanto para expertos como para jóvenes coleccionistas que apuestan por artistas menos conocidos y de cotización más asequible. Su principal característica ha sido la de acoger una gran diversidad de géneros. “La London Art Fair es la única capaz de unir esta variedad de rangos: desde colectivos de artistas a nuevos espacios emergentes pasando por las galerías más consagradas de Mayfair” señala su director, Jonathan Burton.

 

Pintura, escultura y fotografía han llenado las tres plantas del edificio que alberga el evento, el Business Design Centre, en el barrio de Islington. Algunos de los artistas más conocidos como Peter Blake, Bridget Riley, Eduardo Paolozzi o John Kirby, han convivido junto a aportaciones como la del artista portugués Pedro Sena, uno de los pocos video-creadores expuestos en esta edición. La fotografía ha ocupado un lugar destacado en la edición de este año, que se llevó a cabo durante los días 16 y 20 de enero. Una de ellas, Photo50, es un proyecto que reúne medio centenar de piezas bajo el título Cyclical Poem. Comisariada por Nick Hackworth, la muestra propone una reflexión de naturaleza histórica sobre el cambio de los tiempos a través del trabajo de fotoperiodistas y documentalistas desde los años 70 hasta hoy.

Junto a Photo50, numerosas galerías exhibían trabajos creativos de fotógrafos contemporáneos, tal es el caso del artista catalán Lluís Barba. El artista toma imágenes de espacios fácilmente reconocibles y las interviene incluyendo retratos de distintos personajes del mundo de la cultura, las finanzas o la política. A través de ingeniosos montajes y con una depurada técnica personal, el creador plantea una dura crítica a la sociedad de consumo y de la información. En Gallery of views of Modern Roma. Giovanni Paolo Pannini (2012), una de sus piezas de más reciente creación, sitúa la acción en la sala que el Museo del Louvre dedica al eminente arquitecto, pintor y paisajista de la escuela romana para hacer su personal muestra expositiva. Junto a los viejos maestros, introduce artistas contemporáneos de diferentes disciplinas, tales como Damien Hirst, Jeff Koons, McCarthy, Warhol, Lichtenstein, Donald Judd, Sol LeWitt, Cattelan, Miró, Matthew Barney, Richter, Rothko o Vanessa Beecroft, haciendo una adaptación conceptual de la obra original. En un contraste antagónico, Barba nos propone así una nueva lectura del arte.

También en la sección dedicada a la fotografía, el visitante ha tenido la oportunidad de admirar la esmerada aportación de uno de los sponsors de la feria, The Macallan, representado por una selección de la serie Un Millón de Historias que reúne imágenes captadas en todo el mundo. Asimismo, la aclamada Annie Leibovitz muestra su trabajo como autora de la última campaña de la destilería escocesa. Siguiendo con la presencia española en la feria resalta asimismo la figura de Ernesto Cánovas, con un stand dedicado en exclusiva a su obra. La muestra individual titulada La verdad oculta (2012) consta de nueve piezas de formato medio. Partiendo de la técnica fotográfica, introduce a través de estratos sucesivos, el dibujo, la pintura y la impresión, separados por capas de resina que dan sensación de gran profundidad. Su discurso está inspirado en la historia, la cultura popular y la vida contemporánea. Cada imagen ofrece al espectador la posibilidad de percibir una nueva realidad dentro de la acción representada. Combinando el vocabulario del pop con fuentes antiguas y modernas, su obra captura la esencia de nuestro tiempo. Cánovas es máster en Bellas Artes por la Slade School de Londres y en 2010 fue uno de los 40 elegidos por la Guía Catlin entre los 40 artistas más prometedores de postgrado en el Reino Unido.

El auge que lo latinoamericano está teniendo en el mercado de arte londinense en los últimos años se ha hecho patente también en esta edición de la London Art Fair. A pesar de contar con una feria propia, Pinta, la presencia de varios artistas latinos en esta feria ha cobrado especial relevancia. Ente ellos cabe destacar la obra de la artista y diseñadora chilena Francisca Prieto, salida de la prestigiosa escuela londinense Central St. Martins, quien experimenta con el arte gráfico y su potencial funcional. Sus creaciones expuestas en esta feria han mostrado una exquisita narrativa conectada con un estilo muy personal que ya ha sido reconocido en las colecciones públicas de importantes museos como el Victoria & Albert Museum o la Tate Gallery. Para esta ocasión, con la serie Entre dobleces, presenta una visión crítica frente a los clichés. A través de la técnica del origami, la artista deconstruye libros raros dañados para redefinir la naturaleza de los mismos de una forma no convencional. Sus estructuras modulares resaltan la narrativa del original respetando su estructura aunque con una visión íntima y personal a la que une su propio discurso.

Cumpliendo con su meta de acercar el arte a los menos expertos en la materia y con el orgullo de haber cumplido 25 años, la Feria de Arte de Londres organizó durante el pasado fin de semana diversos talleres de aprendizaje, visitas guiadas y mesas redondas, contando con la aceptación de un público cada vez más convencido del papel de líder del arte mundial que representa la capital británica.

Sobre el autor

El Ibérico Gratuito es el único periódico quincenal escrito en español para la comunidad española e hispanoparlantes de Londres.

Deja tu comentario