La Reina de Inglaterra no planea dejar el trono al Príncipe Carlos

0

La Reina Isabel II ya manifestó recientemente que abdicar al trono es algo que jamás haría, pero la polémica sobre su figura se acentuó de nuevo, esta última vez, tras la decisión del Duque de Edimburgo de retirarse el mes pasado a la edad de 96. Sin embargo, fuentes de Palacio informaron a The Daily Mail de que la Reina de Inglaterra, a sus casi 92 años, había comunicado a su círculo más íntimo que, de continuar en el trono a los 95, pediría la entrada en vigor de la llamada Ley de Regencia, otorgando a su hijo mayor el poder total para reinar mientras ella aún viva.

Fuentes cercanas al Buckingham señalaron que, desde la retirada del Duque de Edimburgo, los planes para la sucesión en el trono está en marcha y que, en caso de implementarse, el Príncipe Carlos sería nombrado Rey regente, según declaraciones recogidas en The Daily Mail. Esto significa que el Príncipe Carlos heredaría todas las funciones propias de su ejercicio como monarca pero la actual Reina Isabel continuaría en el trono. Varios medios británicos, como el Coventry Telegraph y el Metro, se hicieron eco de las declaraciones refiriéndose a la situación como “el príncipe siendo proclamado rey en todo menos el nombre”.

En cualquier caso, este escenario no se plantea en la práctica hasta que la monarca cumpla los 95 años, a no ser que su estado de salud se deteriore hasta tal punto que no pueda desempeñar su cargo de cara al público. Sin embargo, ahora se conoce que, aún así, la abdicación puede no plantearse llegada a esa edad.

La reina de Inglaterra se niega a abdicar

Nuevas fuentes de Palacio han comunicado que la transición en el trono que reportaba el periódico no está en la agenda de la Reina. Según declaraciones de una de las fuentes recogidas en The Sunday Times“la Reina siempre ha sido tan vehemente que nunca habrá regencia, a menos que esté enferma hasta el punto de no poder cumplir con sus deberes”.

Siguiendo la Ley de Regencia de 1937, la Reina Isabel II podría “ceder sus poderes al Príncipe Carlos en caso de incapacidad del soberano por mala salud y para el desempeño de ciertas funciones reales en nombre y por cuenta del soberano en otros acontecimientos “. Lo cierto es que, por ahora, se trata de cavilaciones sobre una institución tan importante y universal como es la Monarquía Británica y, en concreto, la longeva Reina Isabel II como una de las monarcas más aclamadas de la historia actual, que le ha hecho ganar la fama de “Reina eterna”.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario