La Universidad de Edimburgo consigue cultivar óvulos humanos en un laboratorio por primera vez

0

Por primera vez en el mundo de la ciencia se ha conseguido cultivar óvulos humanos con posibilidad de ser fertilizados en un laboratorio para convertirse en embriones. Los científicos han podido replicar el proceso en el que las células de los óvulos maduran en los ovarios fuera del cuerpo, un avance que podría traer nuevos tratamientos de fertilidad en el futuro.

Este nuevo estudio se ha llevado a cabo en la Universidad de Edimburgo, en el Centro de Salud Reproductiva del MRC. La autora principal, la profesora Evelyn Telfer, ha señalado al periódico The Independent: “Si conseguimos demostrar que estos óvulos son normales y pueden formar embriones, existen muchas posibilidades de aplicación para tratamientos futuros.”

Este descubrimiento además podría ayudar a las mujeres que no ovulan naturalmente y por lo tanto no responden al tratamiento de fertilización in vitro. Además, se podría preservar la fertilidad en pacientes con cáncer, sobre todo en caso de chicas jóvenes, que siempre tienen posibilidades más altas de quedar estériles en la quimioterapia o la radioterapia.

El profesor Daniel Brison, director científico del Departamento de Medicina Reproductiva de la Universidad de Manchester, dijo: “Esto podría allanar el camino para la preservación de la fertilidad en mujeres y niñas con una variedad más amplia de cánceres de la que es posible utilizando los métodos existentes”.

Este avance podría ayudar a las mujeres postmenopáusicas a tener hijos

Incluso podría aplicarse en mujeres postmenopáusicas, aunque sería difícil obtener ovarios que contengan suficientes óvulos. “Realmente no sabemos qué puede suceder en esta etapa. Se trata de un proceso experimental en el cual tenemos mucho trabajo por hacer y en el que la seguridad siempre tiene que ser la prioridad”, añade Telfer.

Aunque los óvulos que se han utilizado para el estudio se encuentran en la etapa final de maduración, no se sabe si podrían formar un embrión saludable. Los expertos independientes coincidieron en que pasarán varios años antes de que aparezca este tratamiento en las clínicas de fertilidad.

Por último, el profesor Robin Lovell-Badge, líder del grupo del Instituto Francis Crick, añadió respecto al estudio: “Si bien este trabajo puede contener un paso importante para la ciencia, se tendrán que tomar muchos más para llegar al destino”.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario