Los cinco hábitos que debes evitar para reducir el estrés

0

Estrés. Todos somos conscientes de cuando lo tenemos, pero probablemente desconocemos los verdaderos motivos que lo provocan. La semana pasada se celebró el día nacional de su concienciación. Por ello, el terapeuta Mike Fisher, fundador y director de ‘British Association of Anger Management’ (Asociación británica del manejo de la ira), ha explicado cinco focos que, según él, lo generan: la presión, el control, el no ser prioridad, la búsqueda de aprobación y la confianza.

Otro punto de vista distinto es el de Anna Whittaker, profesora de medicina del comportamiento de la Universidad de Birmingham, que asegura que las principales causas están relacionadas con acontecimientos de la vida: pérdida de un ser querido, matrimonio, divorcio, trabajo, etc. De todos modos la realidad es que cuando estamos bajos los efectos de estado anímico somos más propensos a la adopción de un estilo de vida que nada ayuda a mejorar la situación.

Teniendo en cuenta estos criterios y basándonos en un artículo publicado en Evening Standard, recopilamos cinco de esos hábitos cotidianos que, si estamos estresados, debemos tratar de evitar en nuestras vidas. 

1. La hora punta

Un estudio que se hizo en mayo de 2017 reveló que, de los 34.000 adultos de Reino Unido encuestados, los que tenían su trabajo a más de 30 minutos sufrían niveles más altos de estrés que los que lo tenían cerca. Por ello, es aconsejable buscar alternativas para llegar a tiempo evitando las grandes aglomeraciones. ¿Ir en bicicleta? Tal vez… Fisher incluso recomienda cambiar de mentalidad: no es el fin del mundo llegar tarde un día. 

2. El teléfono móvil

¿Esclavo del iPhone? ¿La mente está continuamente en que se encienda el icono de Instagram o Whatsapp? Sin duda esto podría alimentar nuestra necesidad de aprobación, pero lo más importante es que es una señal de lo estresados que estamos. Por ello los expertos aconsejan que el mejor remedio es descansar lo máximo posible de estas tecnologías y usarlas con más dosificación.

aplicaciones para ligar

3. Uso del ordenador antes de dormir

Otro estudio revela que pasamos un promedio de ocho horas diarias con dispositivos electrónicos. Eso quiere decir que dormimos lo mismo que usamos los aparatos. Sin duda el estrés y la falta de sueño van de la mano. Por eso trabajar, ver películas o incluso invertir tiempo de ocio con el ordenador antes de dormir es perjudicial, ya que estimula al sistema nervioso y favorece el insomnio. Es aconsejable leer o estar alejado de las tecnologías en el tiempo anterior a ir a la cama.

trabaja portátil

4. Consumir alcohol después de trabajar

Es posible que muchas personas intenten automedicar el estrés con el consumo de alcohol. Muchas veces la cerveza después del trabajo resulta una buena opción para evadirse de los problemas. Sin embargo, una encuesta realizada en 2012 por ICM a 2.000 adultos descubrió que casi dos tercios dependían del alcohol para relajarse por la noche, un mecanismo de supervivencia que indirectamente puede llevar a un estrés aún mayor, dice Whittaker.

Festivales de cervezas octubre

5. Retrasar las tareas pendientes

Sorprentendemente somos más susceptibles a retrasar las cosas cuando estamos demasiado estresados. El problema es que terminamos dilatando las cosas porque estamos cansados con todos los pensamientos de lo que pasaría sobre si se hace una cosa u otra. Ese bucle aumenta el nivel de estrés y, por tanto, también nos inmoviliza, por lo que acabamos posponiendo las cosas.

Trucos saludables para dormir con calor

 

Sobre el autor

Deja tu comentario