Los médicos piden al Ministerio del Interior británico eliminar los centros de detención de inmigrantes

0

La Asociación Médica Británica (AMB) pide que los centros de eliminación de inmigración (IRC, por sus siglas en inglés) sean eliminados y reemplazados con un sistema más humano de monitoreo comunitario debido a las preocupaciones sobre el grave impacto en la salud de los detenidos.

El informe, publicado el lunes, exige cambios radicales en la forma en que se ejecutan los IRC debido a una serie de inquietudes sobre temas como la restricción, la segregación, el trastorno de estrés postraumático y la gestión de condiciones de salud complejas. Los jefes de AMB demandan que el Ministerio del Interior precisa un “replanteamiento fundamental”.

Si bien los activistas de derechos humanos han expresado su preocupación por las condiciones de detención migratoria durante muchos años, es la primera vez que el sindicato de médicos ha hecho un llamamiento tan fuerte. La AMB anuncia que ha publicado este informe debido a su creciente preocupación por la salud y los derechos humanos en los centros de detención.

Reino Unido opera uno de los sistemas más grandes de detención de inmigrantes en Europa, con aproximadamente 3.500 individuos en 11 IRC al mismo tiempo. El nuevo informe, Locked Up, Locked Out: salud y derechos humanos en la detención de inmigrantes, encuentra que los detenidos por inmigración son “ignorados en igual medida” tras las rejas.

La AMB exige medidas del Gobierno y los responsables de las políticas sobre los aspectos de la política y la práctica de la detención que son perjudiciales para la salud. Si bien la detención migratoria continúa, su objetivo es ayudar a los médicos y otros miembros del equipo de atención médica a brindar la mejor atención posible a los detenidos.

“En nuestra opinión, la detención de personas que no han sido condenadas por un delito debería ser una medida de último recurso”, destaca el informe. “La detención debe reservarse para las personas que representan una amenaza para el orden público o la seguridad. En última instancia, creemos que el uso de la detención debería ser eliminado y reemplazado por medios alternativos y más humanos para monitorear a las personas que enfrentan la expulsión de Reino Unido “, agrega el reporte.

Mientras la detención continúe, señalan los investigadores, debería ser de tiempo limitado, con los solicitantes de asilo y otros migrantes detenidos por el menor tiempo posible. El informe es crítico con el Ministerio del Interior y también con NHS England, que ha sido responsable de encargar la asistencia sanitaria en los IRC en Inglaterra desde 2013.

“Para algunos detenidos con necesidades de salud complejas existe la cuestión de si se pueden satisfacer sus necesidades en el entorno de detención “, indica el informe. De particular preocupación para la AMB es la forma en que los médicos pueden encontrar sus obligaciones éticas con los pacientes en conflicto con las demandas del personal del centro y los funcionarios del Ministerio del Interior que pueden tratar de atraerlos a cuestiones relacionadas con la restricción y la segregación.

La respuesta del Gobierno británico ante el informe médico

Se supone que el proceso de la regla 35 resalta vulnerabilidades específicas, como la tortura y el TEPT relacionados con los detenidos, pero el informe dice que el proceso de la regla 35 no siempre es comprendido correctamente por el personal del centro de detención. La BMA está solicitando que se presente un proceso de selección previa a la detención antes de detener a las personas para destacar a aquellos que son demasiado vulnerables para ser encerrados.

Un portavoz del Gobierno sostuvo que “la detención y la expulsión son partes esenciales de los controles de inmigración efectivos, especialmente en apoyo de la eliminación de aquellos que no tienen una base legal para permanecer en Reino Unido.

“La provisión de atención médica las 24 horas del día, siete días a la semana en todos los centros de inmigración asegura que las personas detenidas allí tengan acceso inmediato a profesionales médicos y niveles de atención primaria en línea con las personas de la comunidad”, refuerza la declaración oficial.

Sobre el autor

Licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires y con un Máster en Periodismo Político Internacional de la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona. Desde el El Ibérico cubro los acontecimientos políticos, económicos y culturales en Reino Unido relevantes para nuestros lectores.

Deja tu comentario