Los pilotos de Ryanair amenazan con una huelga para Navidad en los vuelos a Dublín

0

Los vuelos de Ryanair hacia y desde Dublín podrían verse afectados por huelgas durante la Navidad. El sindicato Irish Ialpa ha votado casi unánimemente (79 de 84 votos a favor) por emprender acciones sindicales en las próximas semanas en un contexto de relaciones cada vez más agrias entre Ryanair y sus pilotos, a raíz de una falta de personal que ya ha llevado a más de 20.000 cancelaciones de vuelos.

La aerolínea low-cost más grande de Europa se podría enfrentar ahora a interrupciones en tres de sus principales mercados europeos, después de que la semana pasada tuviesen lugar votaciones similares en Portugal e Italia, donde irán a la huelga durante cuatro horas el 15 de diciembre.

En principio, la decisión de Irish Ialpa (al que pertenece parte de los pilotos irlandeses de Ryanair) no implica necesariamente una huelga. El comité ejecutivo de Impact, un sindicato al que está afiliado Ialpa, se reunirá el martes para decidir de qué forma llevará a cabo la protesta.

Los pilotos buscan un mayor poder de negociación para enfrentarse a Ryanair

Los pilotos están buscando poder de negociación colectiva a través de un nuevo comité de representantes de empleados (ERC), ente regulado por la Unión Europea. Ryanair generalmente negocia con múltiples ERC por separado, lo que le permite llegar a acuerdos individualizados sobre cuestiones tales como el pago y las condiciones laborales.

Sin embargo, en una carta enviada al jefe de personal de Ryanair, Eddie Wilson, el ERC de Dublín de la compañía dijo que esta forma de negociaciones había fallado y condenaba la amenaza de castigar a los pilotos en huelga con recortes en los pagos y los beneficios. En la carta, a la que accedió el The Guardian, los pilotos le recordaron a Wilson que estas advertencias “solo prueban que las negociaciones respetuosas e iguales con la empresa no son posibles”.

Sobre el autor

Un graduado en periodismo que hace cuatro años no había salido de su pueblo y ahora está en Londres. La vida es aceptar cosas.

Deja tu comentario