Mix de texturas en el desfile de Emilio de la Morena en la London Fashion Week

0

Flashes en Marshall Street. Modelos, fotógrafos, bloggers y curiosos inundan el céntrico barrio londinense de Soho. El motivo: la London Fashion Week 2016 se despide con el desfile del único diseñador español que ha participado en esta edición, el alicantino Emilio de la Morena. No es para menos; desde la creación de su firma en 2005, de la Morena ha vestido a celebrities como Gwyneth Paltrow, Kate Moss, Olivia Palermo o Plum Sykes. Y ayer los aplausos de la On/Off Vinyl Factory cerraron su desfile.

En el front row se sientan famosas como Amber Le Bon, Billie DJ Porter o Camilla Bennet, entre otras. Los fotógrafos, listos para disparar. Se encienden las luces y suena la música. Los primeros diseños inundan de colores chillones el decorado austero de la pasarela. Azul eléctrico, limón, naranja, mostaza y fucsia; una paleta de colores atrevida con otra de negros y blancos puros. De la Morena también apostó por las telas superpuestas y de diferentes colores, como el azul oscuro y el naranja, o este último con amarillo. Todos los diseños se combinan con tacones en nude y azul pastel, suavizando la gama de color.

Raíces españolas en la colección de Emilio de la Morena

Pero lo más destacado de la colección Primavera/Verano 2017 del alicantino no fueron los colores, sino los tejidos y texturas utilizadas para vestir a una mujer seductora y atrevida. Haciendo honor a sus raíces, el diseñador utilizó telas empleadas en la indumentaria valenciana en colores como el amarillo o el rojo, modernizando este tejido. Otro guiño a su nacionalidad fueron los lunares, utilizados en blanco, negro y transparencias, aportando originalidad a este clásico del atelier español.

En cuanto al corte de los diseños, no faltaron mangas o faldas pomposas, bustos más hinchados o pantalones holgados y prácticamente transparentes (la seda insinuaba las piernas de las modelos). Sin embargo, las cinturas marcadas y hombros al descubierto dieron la pincelada más seductora y vanguardista. La espalda, totalmente descubierta en algunas de las modelos, aportó el toque más chic a una colección sin faldas excesivamente cortas ni escotes marcados o en “V”.

Emilio de la Morena deslumbró una vez más sobre la pasarela londinense, pese a que a penas salió unos segundos a saludar. No hicieron falta más. Con el acento puesto en las telas y en las formas de los diseños, Londres aclamó el regusto español que el artista dejó en la pasarela.

 

Sobre el autor

Graduada en Periodismo por la Universidad de Valencia. Prácticas en Levante TV y locutora en "Con Faldas y a lo loco" en Radio Burjassot. Erasmus en Utrecht, Países Bajos, y actualmente viviendo en Londres. Cine, música, moda y viajes. "De tot un poc".

Deja tu comentario