Paladeando el silencio

10

Los seres humanos, como especie, tienen un miedo, un miedo ancestral; tienen miedo, mucho miedo…de ellos mismos. Esta necesidad de a cada momento tener que ocupar la mente a mi solo me demuestra una cosa:

A la gente le da pánico quedarse sola consigo misma

Desde el marido que acompaña a su mujer a comprar maquillaje y prefiere quedarse a escuchar la cháchara de la vendedora a sentarse aparte con sus pensamientos, a cuando solo tenemos unos minutos mientras esperamos a alguien ¿Y qué hacemos? ¿miramos el cielo? ¿reflexionamos sobre algún tema pendiente interesante? No, miramos el móvil, y no solo hasta que aparece la persona sino que hasta estando con ella seguimos chequeándolo. Sin ir más lejos mi compañera de piso entra en shock cada vez que le digo que no duermo en casa o que me voy unos días de vacaciones ¿Qué hay de malo en quedarse con la paz y el silencio durante unos días? Debe de haber cabezas en las que asomarse debe de dar autentico pavor.

Estar bien consigo mismo, reflexiones de Caro Chan

¿Tan horrible es quedarse contigo como única compañía? ¿Que clase de diálogo interno mantenemos que sea tan aterrador?¿No nos damos cuenta de que es una opción nuestra decidir como pasar nuestros instantes de soledad?

Hacemos minutos de silencio por acontecimientos importantes, es algo muy simbólico y potente ¿por qué no valorar el silencio como se merece? como lo que es: algo escaso, solemne, digno de ser paladeado y disfrutado.
Y yo, desde la torre más alta de Londres –o casi– abogo por un minuto de silencio interior al día, que poder ir aumentando progresivamente, dejemos de hacer tanta dieta detox para el cuerpo y empecemos a hacerla con la mente, dieta detox de pensamientos “chungos”, de rumiar afrentas pasadas, sigamos con el ejercicio cerebral, menos gimnasio y más biblioteca, más meditación y más palabras amables.

Vista del  Shard desde SkygardenMás palabras amables con la persona que siempre nos acompaña en la vida, en lo bueno y en lo malo,en la salud y en la enfermedad y hasta que la muerte nos separe: .

Sobre el autor

Caro chan es un alma de niña encerrada en un cuerpo de mujer, toda sonrisas y buen rollo…la alegría de la huerta. Cada mañana se desayuna la vida a bocados y se pone el mundo por montera. Artista de los sentimientos, azafata hacia tus sueños y maquilladora de realidades. Recientemente cautivada por esta apasionante ciudad: Londres, el romance perfecto, donde se dispone a doblegar las palabras hasta que no sepas si eres tú quien las lee o es ella quien te las susurra mientras tu nuca se eriza.

10 comentarios

  1. Holas Caro, te agrada el anime parece ^__^u.
    Miedo a quedarse con uno? para la mayoría puede ser.
    Te cuento al pasar que en mi caso no me afecta,
    no utilizo celular y veo a mis amigos con mucho stress
    si una respuesta no llega en el corto plazo.
    Viajo en bus hacia la capital a diario y no preciso un
    reproductor de mp3, veo a todo el mundo cableado,
    nadie habla, parecen cyborgs =P.
    Parece que la venta que hacen las telefónicas esa que dice:
    “esta siempre conectado” en realidad te desconecta,
    de la realidad. Y como tu dices,
    menos gimnasio y mas bicicleta (vehículo)
    mas meditación y a leer EL IBERICO ^__^
    Hasta la próxima!

    • Buenas Andrés!! Claro que si, aun queda gente a la que le queda el sentido común de ver que todo es una locura…jajaja

      Muchísimas gracias por pasarte y comentar…oommmm…..

      Chuuuu!!

      • Hi! 😀
        Me gusta salir, reunirme con gente e ir al cine, ferias, juegos arcades (recreativas) y mas lugares, y hablar brevemente con quien este al lado aunque no lo conozca =D. Cuando tienes un momento para ti también es bueno leer en papel mientras pruebas algo rico.
        Por otro lado la tecnología mantiene distante a la gente y le resta imaginación.
        Me siento fuera de este tiempo como un Samurai anclado en 1998 ^_^U.
        Hasta luego!

  2. Yo creo que de eso no tengo mucho problema. Me lo paso bien conmigo mismo. Observo, miro a la gente y me imagino sus historias, miro los arboles, los edificios…

    Creo que el mal generalizado es que se oye pero no se escucha, se ve pero no se observa ni mira y ya no hablemos de reflexionar…

    • Miguel, si alguien o tiene problema con el silencio, ese sin duda eres tú! XD

      Y sin duda, es un mal generalizado en el cual la gente piensa, mal de muchos…y así nos va, así nos va majo.

      Chuuu!!!

  3. Caro primera vez que comento en tu post, Roberto de Necesario y Genial. Todos necesitamos del siliencio alguna vez, nos permite relajarnos hablar con nosotros mismos, bajar un cambio.Me encanta la manera de escribir que tenes Necesario y Genial

  4. Caro, eso os pasa a los extrovertidos, como introvertida (a medias) a mí me súperchifla quedarme yo y mis pensamientos. De hecho el ruido me molesta, me impide pensar. Así que ya te imaginarás lo que me gustan los móviles, etc.

    Creo que muchos de los problemas del mundo es porque no pensamos suficiente y es imposible pensar si estamos todo el día esquivando información que nos impide hacerlo. Para pensar se necesita soledad y la soledad suele acojonar porque nos da miedo lo que ella nos diga.

  5. Jorge Alberto on

    ¡Qué tal Caro!
    Es totalmente extraño para la mayoría de la gente estar solos o en silencio.
    El pasado martes eran las 21:30 y acababa de terminar una entrega laboral, ¿qué hacer? ¿quedarme y escuchar las quejas de mis roomies o salir? Decidí salir a caminar, llegue a un deportivo y había un juego de beisbol. Hacia mucho que no veía un juego. Observe la luna, el cielo todo y me pareció espectacular.
    Desde hace 1 semana llevo mi teléfono con la funcionalidad de “Do not disturb”, mis amigos me dicen: “¿Y si recibes un mensaje?, ¿y si es una urgencia?”, etc etc. ¿por que decidí esto? decidí que quería tomar el control de cuando y a quien contestar y no dejárselo a mi teléfono. Observando a la gente me puedo dar cuenta lo atentas que se encuentran a que su teléfono suene para contestar, si no reciben un mensaje entonces ellos buscan llamar la atención, es un circulo vicioso que solo sirve para evadirse de si mismas.
    La mayoría de la gente es esclava del teléfono (lo que posees terminara poseyéndote).

    ¡Saludos Caro!

    PD: Eh estado leyendo tus post en este blog y en el tuyo. La verdad es que me agrada mucho como escribes. Abrazo desde México.

Deja tu comentario