Premios Goya: otro tipo de cine que busca y abre nuevos caminos en el mundo

0

Por Diana Rodríguez

La ceremonia contó con la presencia del cineasta británico premiado en Cannes Ken Loach. El filme Un monstruo viene a verme, que fue rodado en Inglaterra, se llevó nueve estatuillas.

Si estás leyendo esto seguramente creerás que es una publicación más sobre la 31ª edición de los Premios Goya. Lo segundo sí y lo primero no, porque este año decidimos viajar directamente hasta la capital española para vivir en exclusiva la noche más famosa producida por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, que se realizó el pasado sábado en el Hotel Marriott Auditorium en Madrid.

Dani Rovira fue el conductor de la gala por tercer año consecutivo, un punto a su favor que utilizó en el guión para comenzar la repartición de premios entre risas y chistes alusivos al número tres. “Porque un triplete es muchísimo más que un doblete”, destacó.

Dani Rovira presenta la gala de los Goya 2017

El presentador de los Goya 2017, Dani Rovira

La ceremonia comenzó a las 22:00 (hora España) y en el acto se entregaron 29 Goyas, uno de ellos el Goya de Honor a la actriz y cantante Ana Belén, quien estuvo feliz de que este reconocimiento llegara justo cuando se cumplen cincuenta años del estreno de su primera película.

Muchos discursos durante la noche, unos más eufóricos que otros, pero con la misma premisa: el desempleo en España y la poca participación de la mujer en el cine. Eran de esperarse las críticas ya que un 48% de los intérpretes no encuentra trabajo en el sector y sólo el 8% vive de su profesión, según cifras reveladas por la fundación AISGE. A esto se suma que las actrices siguen pidiendo a gritos tener la misma oportunidad que los hombres y, como mencionó Ana Belén en su maratónico discurso, “si no hicieran falta mujeres para los personajes de mujeres, no estaríamos ni las que estamos”.

Reino Unido, presente en los Goya 2017

El Goya es hoy una referencia internacional, la mejor excusa televisa para mostrarle al resto del mundo que España tiene talento para exportar y que una vez al año desfilan por esta gala grandes figuras del cine de la talla de Ken Loach, cineasta británico premiado en Cannes.

Ken Loach, de 80 años, estuvo nominado a la categoría de Mejor Película Europea por Yo, Daniel Blake. Aunque la estatuilla se la llevó el filme Elle (Francia) la cinta de Loach apuntaba como la ganadora debido al resultado que obtuvo el año pasado en el Festival de Cannes y su incontestable éxito en las taquillas británicas.

El cineasta inglés vino a España y J. A Bayona estuvo en Inglaterra (Preston, Lancashire y Manchester) hace más de dos años rodando los exteriores de Un monstruo viene a verme, la película que arrasó con nueve de doce nominaciones, entre ellas Mejor Dirección.

Dos años condensados en dieciséis semanas duró el rodaje de Un monstruo viene a verme y, desde un principio, el director catalán decidió arriesgarse con una propuesta poco convencional, con una coproducción internacional que apostó con un reparto con actores en su mayoría británicos.

J. A Bayona dijo en exclusiva para El Ibérico que fue un momento bonito filmar parte de la película en Manchester porque la idea era reflejar el mundo de la novela escrita por Patrick Ness. Aprovechó para dedicarle parte del premio a Lewis MacDougall por su increíble actuación como Connor O’Malley.

Detrás de un Goya…

Detrás de un Goya hay aciertos y desaciertos. Sudor, dramas de vestuarios, una producción multitudinaria que no prevé la importancia de una botella de agua para el presentador o ganador y una carencia de calidad escénica.Foto grupal de los premiados de la Gala de lso Goya 2017

Esta edición del premio cinematográfico más importante de la lengua hispana no se salvó de las criticas debido a los errores que se vieron en directo, fue asfixiante ver a tantos músicos en el escenario con tan poco espacio. Como diría mi buen amigo escenógrafo, “desgraciadamente no siempre logra tener el empaque que merece”.

Un tributo al séptimo arte que fue para algunos un espectáculo todavía con pinceladas amateur y para otros un nuevo camino para mostrar otro tipo de cine. Los que se dedican al mundo del espectáculo saben que “sobre gustos y colores no hay disputas”, por eso, la producción de los Goya 2017 advirtió elegantemente que si algo salió mal Que Dios nos perdone, que veríamos una gala donde monstruos de actores no faltarían y que si no te gustó ya era Tarde para la ira.

Sobre el autor

El Ibérico Gratuito es el único periódico quincenal escrito en español para la comunidad española e hispanoparlantes de Londres.

Deja tu comentario