Reino Unido estudia endurecer las medidas para alquilar furgonetas

0

Reino Unido está estudiando aplicar impuestos adicionales en los alquileres de furgonetas con el fin de evitar posibles ataques terroristas, como los que tuvieron lugar la pasada semana en Barcelona y Cambrils y que acabaron con la vida de 15 personas.

El Gobierno británico, junto con la policía y la industria de alquiler de vehículos, ha analizado cómo endurecer la regulación de automóviles, disuadiendo así las posibles intenciones de los terroristas. “La manera de atacar de los terroristas está cambiando. Por ello, estamos trabajando en nuevas estrategias en la lucha contra el terrorismo”, explicó una portavoz del Gobierno.

Además de este nuevo control, las autoridades están barajando la posibilidad de que los conductores sean verificados antes de alquilar un vehículo, por si se encontrasen en las listas de vigilancia de la policía. En este sentido, el personal de las empresas de transporte ya está atento a posibles actividades delictivas, gracias a una base de datos de clientes sospechosos. Cabe añadir que actualmente los conductores solo se someten a comprobaciones de identidad, crédito y seguros. Asimismo, cualquier persona con un permiso de conducir británico puede contratar actualmente una furgoneta de transporte o un vehículo de hasta 3.5 toneladas.

Según la British Vehicle Rental and Leasing Association (Asociación de Alquiler y Arrendamiento de Vehículos), cuyos miembros manejan aproximadamente el 75% de las contrataciones de vehículos en Reino Unido, la mayoría de las empresas son muy conscientes de los riesgos. No obstante, el cumplimiento legal y las cuestiones tecnológicas dificultarían la introducción de controles universales.

A este respecto, Toby Poston, un representante de la asociación, ha señalado que la industria está decidida a prevenir estos ataques. Sin embargo, “la policía y el gobierno son los únicos que pueden hacer cambios”, por lo que están trabajando en este asunto.

El atentado en Barcelona es el último de una serie de ataques similares cometidos en toda Europa

El último de este tipo de ataques tuvo lugar la pasada semana, cuando una furgoneta fue utilizada como arma para perpetrar un atropello masivo en Las Ramblas, una de las arterias principales de Barcelona. Aunque cabe recordar que el primero de estos atentados ocurrió de forma similar en Niza durante el Día de la Bastilla el pasado 2016, matando a 86 personas. Desde entonces, ésta ha sido la nueva y letal estrategia empleada por los terroristas en ciudades como Berlín (12 personas asesinadas), Estocolmo (5 víctimas) o Londres el pasado mes de junio (8 víctimas).

Sobre el autor

Deja tu comentario