¿Será la leche con gas una realidad en los supermercados británicos?

0

Que vivimos en una sociedad macrobiótica ya casi nadie lo duda. Y que como consecuencia la leche tradicional está siendo sustituida por otros sucedáneos como la desnatada, la soja o la almendra, tampoco. De hecho, según la revista Grocer, las ventas de productos lácteos cayeron en 240 millones de libras entre los años 2014 y 2016. Por eso, la multinacional europea Arla ha anunciado que la bebida de leche con gas podría ser una realidad en los supermercados británicos.

Arla es propietaria de doce mil productos lácteos y espera que su nueva bebida, que conjuga fruta con leche espumada, se convierta rápidamente en una alternativa. Esta iniciativa responde a una realidad, y es que en nuestros frigoríficos la leche gaseosa todavía no ha hecho su acto de presencia.

Pero esta no es la primera vez que se ha intentado: cabe recordar que en el año 2009 Coca Cola lanzó VIO en Estados Unidos, una bebida de leche con sabor a agua carbonatada. Se trataba de una bebida gaseosa azucarada con un toque de leche descremada y azúcar de caña que tenía cuatro sabores de fruta: Citrus Burst, Peach Mango, Very Berry y Tropical Colada.

Dicha bebida no despegó y en 2010 fue incluida en la lista de los cincuenta peores inventos de la revista Time. Sin embargo, en otros lugares del mundo como Irán, Turkía y Kazajistán este tipo de productos han sido populares durante décadas.

La leche con gas está en las primeras fases de producción

Un portavoz de la empresa Arla confirmó, en declaraciones al Huffington Post, que es cierto que este producto podría estar en camino, pero todavía se encuentran desarrollando las primeras fases de producción. Además, añadió que esto se trata de la continua inversión que realizan en la compañía con productos nuevos para satisfacer los gustos y preferencias de los consumidores.

La leche esfervescente es uno de los muchos productos actualmente en desarrollo el moderno Centro de Innovación Global que esta empresa de lácteos tiene en Aarhus (Dinamarca). Una fábrica donde chefs, científicos, consumidores y clientes se unen para identificar y dar forma a las tendencias, tecnologías y productos que conformarán la industria lechera de los próximos años.

Sobre el autor

Deja tu comentario