Soho House Barcelona, más que un hotel

1

Barcelona es una ciudad con una masificación de turistas que, por momentos, te hace sentir como uno más del montón. Lo bueno es que todavía quedan lugares con un trato personalizado, de esos espacios donde no te tratan como un cliente que llega, paga y se va; sino como un invitado que llega a casa.

Soho House Barcelona fue la culpable de que una parte de mí se quedara deambulando por la Plaça del Duc de Medinaceli y con ganas de volver a ver la puesta de sol desde la marina del Port Vell. No voy a extenderme a explicar tecnicismos sobre la infraestructura de un club social para creativos, prefiero mencionar a Cristina, David, Rita, Daniele, Tony… a todo el equipo de trabajo que sacan la creatividad de un tópico para presentarla en un plato, a través de una conversación amena o en los treinta eventos mensuales que realizan.

La idea de diseñar un exclusivo club social para profesionales creativos nació en Londres hace dos décadas. Sus Houses están situadas en Reino Unido, Berlín, Estambul, Nueva York, West Hollywood, Miami, Chicago, Toronto y ahora Barcelona con 57 habitaciones disponibles para socios y público general. Los huéspedes del hotel disponen de un spa y un gimnasio Cowshed, piscinas climatizadas, bar en la azotea, cine y restaurantes.

Soho House no es un club de postureo, tienen un código de vestimenta relajado hasta para sus empleados. Quizás por eso da tanto gusto pasearse por todas las plantas, apuntarse en las actividades de yoga y pilates, visitar el spa inspirado en una farmacia española de los años 30 o esperar el domingo para compartir durante el buffet brunch que organizan en Cecconi’s, el restaurante de la planta baja que sirve comida típica del norte de Italia.

Cecconi’s Barcelona está abierto toda la semana

La carta cambia cada dos meses. Me dejé guiar por Daniele y Rita así que mi primer plato fue el tartar de atún azul, aguacate, chili y menta. Seguido del rissotto de sepia, mejillones, almejas y gambas con conchas de tinto de calamar. Acompañado de una copa de vino blanco Godello. El estilo veneciano se hace notar, pero también mantienen la esencia catalana con sus techos en forma de bóvedas. Es un espectáculo verlos cocinar en vivo, con su cocina abierta nos permiten ver la sincronización del equipo.

La filosofía creativa y exclusiva del Soho House Barcelona influye en el acceso. No busques habitación en las páginas de reservas, debes ingresar en su web para contactar con el departamento de reservas, hacer la solicitud para alojamiento y esperar a que el equipo contacte contigo. Antes de darte una respuesta, evaluarán si tu perfil se adecua con el de los socios.

Este club-hotel está ubicado en el barrio Gótico de la ciudad, a unos quince minutos de la estación de ferrocarril Renfe- Barcelona Sants. Desde allí puedes viajar a otras ciudades de España o a destinos internacionales y conseguir promociones en los precios de tus billetes. Sin duda, Barcelona es una dinamo con gente que se dedica a que la hostelería sea más que un servicio.

Sobre el autor

El Ibérico Gratuito es el único periódico quincenal escrito en español para la comunidad española e hispanoparlantes de Londres.