Somos ediciones límitadas

1

Ser friki mola. Significa que tienes una pasión concreta en tu vida y que pones la mayoría del foco en ella. Siempre me he considerado un poco friki y la cuestión es que no veía como algo malo estar un poco al margen de la sociedad y ser tachada de rara. Pero nada de eso, a mí ya no me venden la moto. Sí, ser friki mola, y mucho.

Todos tenemos ese amigo al que le pirran los ordenadores, el manga, las películas antiguas o incluso el que colecciona chapas. Nos quedamos con la fachada y no miramos lo que es en realidad: una eminencia en la materia. No nos paramos a pensar que es la primera persona que te viene a la cabeza en el momento de hacer una nueva adquisición tecnológica, regalar un libro de ilustraciones o decidir qué ver en el cine.

chapa

 “Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza

                                                                Stendhal (1783-1842) Escritor francés.

Y es que sin la pasión la vida no deja de ser un encadenamiento de sucesos que te suelen dejar bastante indiferente. Por eso te empujo a que encuentres tu pasión, eso que hace que las horas pasen en minutos, que tengas una ilusión al levantarte por la mañana. Ya hablamos de cómo solemos centrarnos en las cosas equivocadas para encontrar esa chispa que nos falta en la vida. Quizás hemos estado buscando siempre en el lugar equivocado.

Mihaly Csikszentmihalyi en su libro Fluir, nos explica muy bien en que consiste:

Durante el flujo, experimentamos placer, creatividad y nos involucramos por completo con nuestra vida. La buena noticia es que podemos controlar este estado de autoafirmación

Mihaly Csikszentmihalyi (1934-) , Profesor de psicología. Autor de Fluir

Hay gente que la encuentra hojeando viejos álbumes de sellos, otros construyendo maquetas, programando código o, en mi caso, cocinando. No tiene que ser un proyecto grande y loco. Solo algo que te haga olvidarte por completo de lo que te rodea y te haga tener atención plena.

weirdo

…Ser friki mola, y mucho, así que, la próxima vez que te pongan la etiqueta, no te sientas mal, porque te están echando un piropazo.

Y tú, ¿encontraste ya tu pasión? ¿Qué clase de limited edition eres? ¡¡Me vas a encantar, I know it!!

Sobre el autor

Caro chan es un alma de niña encerrada en un cuerpo de mujer, toda sonrisas y buen rollo…la alegría de la huerta. Cada mañana se desayuna la vida a bocados y se pone el mundo por montera. Artista de los sentimientos, azafata hacia tus sueños y maquilladora de realidades. Recientemente cautivada por esta apasionante ciudad: Londres, el romance perfecto, donde se dispone a doblegar las palabras hasta que no sepas si eres tú quien las lee o es ella quien te las susurra mientras tu nuca se eriza.

Deja tu comentario