May afirma que los derechos de los europeos en Reino Unido tras el Brexit podrían desaparecer

1

La primera ministra británica, Theresa May, ha advertido que los derechos de más de tres millones de ciudadanos europeos en Reino Unido podrían desaparecer si el esperado acuerdo no está firmado antes de marzo de 2019. “Algunos derechos desaparecerán si no hay entendimiento, pero no vamos a deportar ciudadanos de la Unión Europea que vivan ahora mismo aquí en un futuro cercano”, afirmó ayer en una entrevista con la cadena radiofónica LBC.

De hecho, May fue desafiada en una llamada telefónica por Nina, una mujer extranjera que lleva treinta años viviendo en el norte de Londres. Ésta preguntó si la dirigente le garantizaría el derecho a permanecer en el país después del Brexit, a lo que la Premier contestó que su voluntad era que personas como ella puedan quedarse, pero que dependía del pacto con los otros veintisiete países de la UE.

“Un acuerdo con Bruselas”. Es la única condición que puso la premier para garantizar la condición en la que viven los ciudadanos británicos en otros países de la Unión Europea. Se estima que alrededor de un millón de personas se verían afectadas si finalmente no hay un entendimiento entre ambas partes.

Sobre el estatus de los ciudadanos británicos en Europa, la líder comentó no saber qué pasaría con ellos en caso de fracasar las negociaciones con Bruselas. “El punto es que hay ciertos derechos que pertenecen a alguien que es ciudadano de la UE en Reino Unido“, explicó May añadiendo que “algunas de esas cuestiones se desvanecerían en caso de que no haya acuerdo”. Por lo tanto, “serían los Estados miembros quienes tendrían que considerar cuál sería su enfoque para los ciudadanos de Reino Unido”, declaró.

Theresa May se prepara para un Brexit duro “sin acuerdos”

La primera ministra dejó claro que el Gobierno está preparando un escenario “sin trato”, publicando documentos de política en los que se establecen cómo se ocuparía Gran Bretaña del comercio y de los arreglos aduaneros. Mientras que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que Bruselas no estaba planeando lo que sucedería si fracasan las conversaciones y si Gran Bretaña se bloquea sin acuerdo.

Además, durante el programa radiofónico, May fue preguntada hasta en tres ocasiones qué votaría en un hipotético nuevo referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, a lo que se negó a contestar. Cabe destacar que durante el tiempo anterior a la consulta la actual líder británica siempre defendió la permanencia, acorde al entonces primer ministro David Cameron. “Voté por la permanencia, pero las circunstancias han cambiado. Ahora todos deberíamos centrarnos en conseguir el Brexit con el mejor trato posible”, manifestó en la LBC.

Sobre el autor

1 comentario

Deja tu comentario