Transport for London acumula más de 200.000 libras en la Oficina de Objetos Perdidos

0

Cualquier objeto perdido en los servicios de la red de transporte Transport for London (TFL) acaba en su Oficina de Objetos Perdidos ubicada en Baker Street, incluido el dinero. Todos los billetes encontrados en alguna de las estaciones, vagones de metro, trenes, autobuses o taxis de la TFL van a parar a un almacén, junto con mochilas, teléfonos, paraguas o cualquier pertenencia de los pasajeros. Si no se reclama dentro de 12 meses (tres en el caso de los taxis), el dinero encontrado se utiliza para financiar los costes de funcionamiento de la oficina.

De esta manera, la cuantía olvidada en las instalaciones de TFL supuso el año pasado un ingreso de 203.583 libras para la Oficina de Objetos Perdidos, sumando todos los billetes no reclamados entre 2016 y 2017. Sin embargo, es solo una de las muchas posesiones de los pasajeros de Londres que pasan a formar parte de la oficina, según revelan los datos de su última publicación.

En su paso por los diferentes medios de transporte en su día a día, los viajeros de Londres pierden diferentes objetos que van desde lo más cotidiano y esencial, como un pasaporte, hasta otros más bizarros, como es el caso de los juguetes sexuales. De los 35 objetos sexuales perdidos el año pasado en el transporte de TFL, casi la mitad de sus dueños acudieron a la Oficina de Objetos Perdidos a reclamar sus pertenencias.

Los objetos que los pasajeros más pierden en el transporte de Londres

En su publicación de datos del último año, la Oficina de Objetos Perdidos señala que los objetos que más frecuentemente pierden los viajeros en el transporte de TFL suelen ser documentos, carnets, tarjetas y libros. Este grupo de pertenencias supone una cuarta parte de todas las pérdidas, con un total de 92.631 en año pasado. Otros datos significativos son, por ejemplo, los 10.064 paraguas o los 34.322 teléfonos móviles olvidados. La mayoría de los artículos se pierden en los autobuses: el 55 por ciento del total frente al 42 por ciento de objetos perdidos en el metro, overground y trenes de Docklands Light Railways en conjunto.

Además de los ingresos en efectivo no reclamados, Objetos Perdidos recaudó 256.754 libras con la venta de propiedades no reclamadas en subasta. Las cosas que no vale la pena subastar se dan a la caridad. En total, 286.994 artículos fueron recopilados el año pasado y menos de una cuarta parte de toda la propiedad perdida fue reclamada.

Sobre el autor

Deja tu comentario