Una clínica privada busca pacientes entre las personas en lista de espera de NHS

0

La compañía privada Care UK ha enviado cartas a diversos médicos del Servicio Nacional de Salud británico (NHS) con los precios de sus prestaciones. En ellas hacen referencia a los costes de determinadas operaciones que podrían ofrecer para acabar con las demoras existentes. De esta manera, la clínica pretende que los pacientes que figuran en las listas de espera del NHS acudan a sus servicios.

Los tratamientos ofertados son variados y abarcan desde la eliminación de cerumen por 160 libras hasta operaciones de cadera por cerca de 9.000 libras. En la lista también están reflejadas otras cirugías como amigdalectomías o vasectomías.

La medida ha alarmado a muchos médicos de cabecera y defensores de la salud pública, quienes han visto en esta práctica un nuevo movimiento de privatización progresiva dentro del NHS.  Un miembro del grupo Protect Our NHS, Mike Campbell, ha asegurado que “es totalmente erróneo que se aliente a los médicos en apuros a recomendar a sus pacientes una empresa privada donde tendrán que pagar, cuando deberían recibir sus tratamientos gratis”. Campbell también ha señalado que “cada vez hay más personas que tienen que pagar por procedimientos urgentes, ya sea mediante el ahorro o mediante el seguro de salud” mientras que, en cambio, “para aquellos que no pueden costeárselo, las listas de espera aumentan “.

Desde NHS Bristol han aclarado que no animaron a la compañía privada a escribir las cartas y que tampoco estaban incitando a los médicos generales a promover el servicio. Care UK, por su parte, ha señalado que se trata de “una opción de tratamiento adicional para los pacientes que consideran que su acceso a los procedimientos financiados por NHS ha sido restringido o retrasado”.

Relación entre el NHS y Care UK

Care Uk tiene una extensa relación con el Servicio Nacional de Salud británico. La compañía ha ganado contratos millonarios del NHS por la adjudicación de diferentes servicios como la gestión de los centros de asesoramiento telefónico del NHS 111, atención médica fuera de horario, centros de diagnóstico o tratamiento y servicios de atención médica en las cárceles. Según el sindicato Unite, Care UK ha ganado entre 2012 y 2013 contratos por valor de 650 millones de libras.

Sobre el autor

Deja tu comentario