1500 palomas iluminaron la noche del solsticio de verano

0

La pasada noche del 21 de Junio, y durante los siguientes días (hasta el 23 de Junio) se podrá disfrutar de un espectáculo sin igual en East Thamesmead, en Londres. 1500 palomas adiestradas sobrevolando el cielo nocturno con pequeñas luces LED en sus patas. 

El artista americano Duke Riley ha creado este espectáculo tan fuera de lo común, llamado Fly by night. Con él, ha querido rendir un homenaje a este versátil y a menudo olvidado animal, tan útil para el hombre. Las palomas marcaron la diferencia en muchos conflictos bélicos, sobre todo en las guerras mundiales, donde su papel como mensajeras fue vital.

El espectáculo es sin duda sobrecogedor y maravilloso. El cielo nocturno se llena de danzantes esferas lumínicas en una coreografía grácil y natural. Es como asistir al baile de una galaxia. En un silencio sobrecogedor, solo se distinguen el batir de las alas de las palomas. Alcanzando alturas inimaginables, las luces se pierden en el infinito, mezclándose con las estrellas.

Aunque la localización es un poco lejana, la organización ofrece un servicio gratuito de autobuses para los asistentes. A veces merece la pena salir de la gran ciudad y disfrutar de un autentico cielo nocturno, sobre todo para asistir a tan singular actuación.

Las Palomas mensajeras, fieles compañeras de historia

Cuando carecíamos de teléfono, wi-fi, o incluso servicio postal, los humanos nos comunicábamos a través de palomas mensajeras. Cartas de amor, tratados de guerra, las últimas noticias familiares, o incluso secretos de Estado eran transportados aéreamente por estos seres alados.

El ser humano lleva empleándolas más de 5000 años. Los primeros vestigios del uso de palomas mensajeras datan del antiguo Egipto.

Durante la II Guerra Mundial, las palomas mensajeras jugaron un papel fundamental. El Ejercito Britanico liberó 250.000 ejemplares. De estos, 32 recibieron la Medalla Diuckin, la máxima distinción de guerra concedida a animales, sea cual sea su especie.

En esos tiempos convulsos, las palomas, debido a su docilidad y a su capacidad de volar a gran altura, fueron empleadas para el intercambio de importantes mensajes secretos. Se llegó a plantear la cuestión de si podrían incluso transportar pequeños explosivos o armas bioquímicas. Pero esa idea fue afortunadamente rechazada.

A día de hoy, la utilización de estos animales para fines bélicos está prohibida. Sólo nos queda recordar a estos discretos y olvidados héroes de guerra. Afortunadamente, en vez de código secretos y ordenes militares, ahora transportan esferas de luz.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario