Treinta y tres mineros están atrapados en el yacimiento de San José, al norte de Chile, desde el pasado 5 de agosto. Un mes después, han comenzado las labores de rescate, en las que los propios mineros tendrán que colaborar. Las perforaciones se iniciaron sobre las 21:30 horas de la noche (hora local) del pasado lunes 30 de agosto, con la excavación de los primeros 15 metros del ducto que en total tendrá 700 metros de extensión (profundidad a la que se hallan los mineros en un refugio).

Por ese conducto será por donde deberán salir hacia la superficie cada uno de los atrapados. En grupos de unas seis personas, los treinta y tres mineros trabajarán por turnos las 24 horas del día en la recogida de los escombros que genere esa perforación, que durará según han estimado un tiempo aproximado de tres meses, hasta las próximas navidades. La máquina Strata 950, utilizada habitualmente para realizar ductos de ventilación o chimeneas, será la encargada de realizar el orificio con un diámetro de unos 33 centímetros, que posteriormente será ensanchado hasta los 66 centímetros, y que será el espacio por el cual los mineros serán rescatados uno a uno. Esta última fase del operativo se realizará por la noche para evitar la luz dañina para los ojos y durará entre tres y cinco días, debido a que la ascensión completa de un minero tardará en torno a dos horas.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio