5 organizaciones mafiosas de Reino Unido

0

Si pensabas que las organizaciones criminales de tipo mafioso en el Reino Unido se limitan a los prófugos de la justicia británica que se han escondido en la costa del sol o aquellos de bajo escalafón que salen en las películas de Guy Ritchie te equivocas. Porque en este país ha habido multitud de bandas que han hecho del robo, la extorsión y otras actividades su modo de vida.

Las organizaciones delictivas más populares de Reino Unido

1- Peaky Blinders, Birmingham 

Gracias a la serie creada por la BBC, que también se encuentra disponible en Netflix, esta banda es una de las más conocidas. Surgieron en algún momento indeterminado a finales del siglo XIX, en las áreas de Bordesley y de Small Heath, zonas obreras de Birmingham, y se mantuvieron operativos hasta pocos años después de la finalización de la I Guerra Mundial.

Los blinders tenían una “cartera” de actividades muy diversa, y se inmiscuyeron en delitos como fraude, sobornos, robos o apuestas, además de tener una presencia notoria en enfrentamientos callejeros. La mayoría de sus miembros eran menores o adultos de poca edad, y si por algo han logrado pasar a la historia es por su estilosa vestimenta: trajes hechos a medida, abrigos con solapas, pañuelos de seda o botas de cuero eran algunos de los complementos que utilizaban, destacando especialmente las gorras planas con visera en las que, según la leyenda popular, cosían cuchillas de afeitar en sus bordes que usaban para atacar a miembros de bandas rivales.

2- The High Rip Gang, Liverpool

Nacidos tras la disolución de la banda The Cornermen, los High Rip fueron una banda que operó en la zona portuaria de la ciudad scouse, siendo la mayoría de sus víctimas marineros, trabajadores portuarios y comerciantes. Si bien se cree que ya operaban en la década de 1880, comenzaron a acaparar titulares y atención mediática tras la aparición en enero de 1884 del cuerpo de un marinero español que había sido brutalmente golpeado y apuñalado.

Los miembros de la banda atacaban a sus víctimas y a rivales con unos cinturones pesados, que usaban como si fueran látigos, y unos cuchillos especialmente afilados que por las heridas que eran capaces de causar eran conocidos como bleeders. Llegaron a tener tanto poder que la policía evitaba entrar en las zonas que estaban bajo su control, y no fue hasta el final de la época victoriana cuando la presión policial logró su disolución.

3- Scuttlers, Manchester

Los historiadores coinciden en calificar a esta banda como precursores del hooliganismo. Bajo este nombre se encontraban multitud de bandas y agrupaciones que combatían entre sí en peleas callejeras en las que llegaba a haber cientos de participantes que no dudaban en usar todo tipo de armas para imponerse a sus rivales. De entre todas las bandas de scuttlers destacó The Deansgate Mob, liderados por un sujeto llamado Joseph Hillier que con tan sólo 14 años se colocó al frente de dicha organización.

Se dedicaban especialmente a robos a pequeña escala y como otras bandas tenían códigos de vestimenta particulares, pudiéndose identificar fácilmente a sus miembros porque usaban pantalones de campana además de tener las cabezas casi afeitadas dejando únicamente unos flecos laterales.

Se disolvieron gracias a la presión policial y a la puesta en marcha de medidas sociales que lograron ocupar a los chicos en actividades más productivas y menos peligrosas que ser miembros de una banda de delincuentes. Gracias a la creación de una red de bibliotecas, clubs sociales y curiosamente la formación del St Marks Football Club, que más tarde pasaría a denominarse Manchester City F.C., los scuttlers desaparecieron en unos pocos años.

4- Penny Mobs, Glasgow

La ciudad escocesa siempre ha tenido la fama de ser un lugar duro, con una criminalidad que excede en gran medida a la de otras urbes del Reino Unido. Pero si las últimas décadas han sido conflictivas, los tiempos pasados fueron bastante peores.

Los Penny Mobs fueron una de las primeras bandas criminales organizadas del país, surgiendo tras la llamada “Gran Hambruna Irlandesa” que provocó el éxodo de un millón de irlandeses por una plaga en las patatas, el alimento base del país celta. La llegada de estos provocó que surgieran bolsas de pobreza enormes en la ciudad que las autoridades públicas eran incapaces de gestionar y que provocaron un ascenso meteórico de la criminalidad por la competencia que surgió por los puestos de trabajo, la reducción de vivienda disponible y la creación de barrios sin servicios mínimos como agua potable o alumbrado público.

Los Penny Mobs fue un nombre acuñado por los medios de comunicación por motivos que no están del todo claros. Según algunos, esto se debía a que el número de reclusos era tan elevado que aquellos que estaban en esta pandilla y eran detenidos por sus actividades criminales eran liberados tras el pago de un solo penique. Según otros, la pobreza era de tal magnitud que las bandas llegaban a enzarzarse en peleas cuando el botín que podían obtener era incluso de un valor irrisorio.

Lejos de desaparecer, la violencia se recrudeció con el paso de los años, dando lugar a otras bandas como los Glasgow Razor Gangs, y la violencia dejó de ser de tipo estrictamente económico para pasar a ser de carácter religioso con enfrentamientos entre población de origen católico y protestantes, una situación que todavía hoy genera problemas de forma intermitente.

5- The Firm, Londres

Tras esta banda operaban los hermanos gemelos Ronnie y Reggie Kray, que en la década de 1950 y 1960 monopolizaron el crimen en el este de la capital británica. En apariencia era dueños de clubes nocturnos de la zona, y ellos mismos se presentaban como exitosos empresarios del ocio. Pero lo cierto es que era solo una tapadera para blanquear los ingresos procedentes de actividades ilícitas como soborno, asesinatos, robo de bancos y todo tipo de actividades delictivas que uno pueda imaginar.

Su popularidad los llevó a convertirse en auténticas celebridades en su época, llegando a ser entrevistados en televisión y a ser vistos con personajes como Frank Sinatra o Judy Garland. Fueron detenidos en 1968, y condenados a pena perpetua gracias a la labor de investigación del oficial Nipper Read.

Sobre el autor

Economista y abogado de formación y profesión, y curioso por vocación. Un libro pegado a un hombre, llegó a Londres por ver qué hay detrás. Analítico, pero sencillo y (demasiado) despreocupado, jamás dirá que no a un café. Lleva más de un año tecleando para EL IBÉRICO, y lo que aún le queda.

Deja tu comentario