El origen de 6 tradiciones indispensables en Navidad en Reino Unido

0

Todo el que pone un pie en Reino Unido en los últimos meses del año tiene una cosa clara: los británicos son muy fans de la Navidad. Tanto que estas fiestas se extienden casi dos meses por estas islas. A primeros de noviembre ya comienza a prepararse todo el ambiente para una de las épocas más entrañables del año. Y, es que Reino Unido, más que ningún sitio, esta cargado de tradiciones. ¿Pero sabéis el origen de estas costumbres? Desde El Ibérico os contamos el origen de 6 de ellas.

1. Árbol de Navidad

Sin importar la cultura o religión, no hay lugar en el mundo donde el Árbol de Navidad no sea un elemento indispensable en esta época. Aunque su origen exacto no está muy claro, lo que sí se sabe a ciencia cierta es que el árbol es un símbolo pagano. Se sabe que los celtas eran quienes decoraban los robles con frutas y velas durante los solsticios de invierno. Era una forma de reanimar el árbol y asegurar el regreso del sol y de la vegetación. El árbol ha sido siempre un símbolo de la fertilidad y regeneración. El cristianismo no pudo erradicar esta costumbre, así que la adoptó. Pero cambió el roble por el abeto, un árbol que simboliza la paz.

2. Candy Cane

Los bastones de caramelo es la golosina por excelencia en Navidad. Es un caramelo duro de color blanco decorado con líneas rojas en espiral. Este dulce está aromatizado con menta. Su origen se remonta al XVIII en Europa. Algunos lo localizan concretamente en Colonia, Alemania, cuando un maestro de coro encargó a un pastelero esta golosina para “entretener” a los niños que alborotaban mucho durante las celebraciones navideñas. Algunos dicen que simboliza el bastón de un pastor y otros que en realidad se trata de una “J” de Jesucrito.

3. Muérdago

Esta plata parasitaria y con propiedades curativas, tiene un papel fundamental en las tradiciones navideñas de Reino Unido y Estados Unidos. Al muérdago siempre se le ha atribuido propiedades mágicas, misteriosas y sagradas en el folklore europeo. Los celtas adoraban esta planta porque, a pesar de no tener raíces, es capaz de seguir verde los fríos meses de invierno. Por ello estaba presente en las celebraciones del solsticio de verano y de invierno. Con el tiempo comenzó la costumbre de decorar las casas en Navidad con muérdago y ponerlo bajo el dintel de la puerta para evitar entrar a brujas y espíritus en los hogares. En el siglo XVIII, los ingleses le dieron un toque romántico a esta costumbre al permitir que las chicas jóvenes, durante la Navidad, pudieran ser besadas bajo esta planta. Cada vez que se quisiera besar a un chica bajo el muérdago, uno de los frutos tenía que ser arrancando de la planta. Un fruto: un beso. Cuando los frutos se terminaban, también se terminaba el privilegio de poder besar a las chicas.

4. Greetings Cards

Toda esta tradición se remonta a 1843, cuando Henry Cole, el que más tarde sería el fundador del Victoria and Albert Museum, decidió encargar al ilustrador, John Callcott, la primera tarjeta navideña de la historia. El artista dibujo a una familia en torno a una mesa celebrando la Navidad junto con el típico mensaje navideño, “a Merry Christmas and a Happy New Year”. De esta bonita estampa navideña se hicieron 1000 copias. Estaban coloreadas a mano y  Cole las repartió entre familiares, amigos y conocidos. Gracias a la industrialización y la mejora de la tecnología,  hizo que comenzaran a imprimirse las tarjetas de Navidad en serie. De esta manera su precio descendió, haciendo de las tarjetas un producto accesible para todo el mundo. Pero su éxito ya imparable llegó cuando la Reina Victoria comenzó a hacer encargos para repartir entre seres queridos y compromisos

5. Calendario de Adviento

El origen del calendario se traslada a finales del S.XIX en Alemania. El motivo sigue siendo el mismo, la cuenta atrás para la llegada de la Navidad y así lo niños poder recibir sus regalos navideños. Una manera de hacer la espera más entretenida. Cada familia lo hacía como podía. Los niños más pobres hacían rayas es la pared o añadían pajas al Belén. Otros encendían una vela cada día y los niños ricos tenían un dulce por cada día de espera. En el año 1902 apareció el primer calendario de Adviento impreso y calendario siguió evolucionando hasta nuestros días. Donde cada día del calendario tiene un chocolate tras cada ventana.

6. Christmas Crackers

No hay comida, cena o celebración navideña en la que este elemento esté ausente. El creador fue Tom Smith en Londres en el año 1847. Smith era el propietario de una tienda de caramelos. Al principio los “crackers” contenían caramelos envueltos en  papel con una tira pequeña con un chiste escrito. Sin olvidarnos del ruido que hace al tirar de él. Todo creación suya. Con el tiempo la idea fue evolucionando y existe un mundo de posibilidades dentro del mundo cracker. A pesar de la variedad de crackers que existen un cracker siempre va a contener: una corona en papel de cebolla, un regalito  y una hoja con un chiste o frase escrita.

Sobre el autor

Mis pasiones comunicar y viajar. Adicta a la información, el aguacate y el chai latte. Cinéfila y seriéfila. No sobreviviría un verano sin helado de vainilla. Amante de la montaña y la playa a partes iguales. No soporto el viento sur, la gente pesimista ni el desorden.

Deja tu comentario