Portada | Cultura y Ocio | Planes | 9 planes para hacer en Leicester Square

9 planes para hacer en Leicester Square

Leicester Square
John Higgitt en Pixabay

Leicester Square es una plaza por la que se suele pasar sin prestar demasiada atención, siguiendo el ritmo de las ajetreadas prisas de Londres. Sin embargo, se pueden hacer más actividades de las que parece a simple vista. Aquí os dejamos una lista de los planes que puede realizar para disfrutar de lo que ofrece Leicester Square.

Disfruta de los espectáculos del Leicester Square Theatre

Puede que no sea el teatro más cómodo del mundo, pero el Leicester Square Theatre sabe cómo montar un espectáculo. El local, situado justo al lado de la calle principal de Leicester Square, es una auténtica Las Vegas para la gente que ha hecho representaciones aquí. También es el lugar donde Richard Herring presenta su querido podcast RHLSTP, y donde se celebra la final del concurso anual Sketch Off (una oportunidad para ver a los mejores talentos de la ciudad).

Escucha las campanas del glockenspiel

El famoso glockenspiel, compuesto por 27 campanas, 11 figuras, cuatro timbres y un par de relojes, estaba originalmente pegado a la fachada del Swiss Centre, pero desde 2011 el edificio ha sido sustituido por un emporio de caramelos de chocolate recubiertos de azúcar, y el glockenspiel ha sido reciclado en una especie de tótem musical.

Busca las estatuas de los famosos

A la estatua de Charlie Chaplin como el Pequeño Vagabundo, se le unió en 2020 una galaxia de otras estrellas de bronce. Entre ellas, Gene Kelly columpiándose de una farola, Harry Potter subido en una escoba, Mary Poppins alzando el vuelo con un paraguas y Paddington disfrutando de un buen sándwich de mermelada. ¿Podrás encontrarlas todas?

Visita la tienda de Lego más grande del mundo

Las puertas de la tienda de Lego han vuelto a abrir sus puertas celebrando nada más y nada menos que su 90 aniversario. Puedes explorar el museo del gigante de los juguetes o creando una minifigura de Lego. También puede ser divertido descubrir los diferentes iconos y héroes del país reconstruidos en diferentes puntos de la tienda, como el Big Ben, William Shakespeare o Sherlock Holmes.

Disfruta de una película en el Prince Charles Cinema

El Prince Charles Cinema es el lugar para ver todo tipo de películas, con opciones desde clásicos de Scorsese hasta películas francesas de arte y ensayo, pasando por maratones de un día de duración como el de El Señor de los Anillos. Por tanto, seguro que encuentras alguna que le apetece ver. Además, las entradas para las películas son sorprendentemente baratas (sobre todo si eres socio).

Disfruta de un poco de vino

Esta parte de la ciudad está repleta de bares de vinos de la vieja escuela. Por ejemplo el Cork & Bottle de Leicester Square. Esta escondido entre escaparates que venden cosas para turistas y vaporizadores y se entra bajando por una escalera de caracol. Se puede degustar schnitzel de pollo con ensalada de patatas y huevos o sentarte en la barra y pedir un gran malbec.

Sorpréndete con las vistas y los cócteles de la azotea de LSQ Rooftop

Para disfrutar de la que debe ser la mejor vista de la propia Leicester Square (abierta al público, al menos), sube hasta la corona del Hotel Indigo y descubrirás LSQ Rooftop. Desde el balcón exterior (o a través de los enormes ventanales si hace demasiado frío), se puede admirar la torre iluminada del Odeón de los años 30 desde lo alto, y The Shard más allá. Aunque también es un restaurante, se puede ir para tomar una bebida elegante con cócteles con el nombre de los icónicos rascacielos.

Degusta un bistec en Heliot Steak House

El casino Hipódromo, edificio fascinante en el que Judy Garland eligió para realizar su legendaria residencia londinense de los años 60, contiene en su interior el Heliot Steak House, donde puedes probar su excelente bistec envejecido de la USDA, servido sin reparos con cola de langosta escocesa o tuétano de hueso asado.

Visita la Notre Dame de Leicester

Leicester Square tiene su propia iglesia de Notre Dame, en la que Jean Cocteau pintó los murales de la capilla en 1959, encendiendo una vela antes de empezar a trabajar cada día y, al parecer, manteniendo conversaciones con la Virgen María mientras ponía el pincel en el lienzo.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio