La abstinencia al alcohol aumenta el riesgo de demencia

0

Beber alcohol moderadamente podría reducir el riesgo de reducir demencia. Así lo revela un estudio llevado a cabo con más de 9.000 empleados del servicio público londinense. Los científicos del British Medical Journal (BMJ) han concluido que la abstinencia al alcohol está asociada con un mayor riesgo de sufrir demencia. Futuros estudios continuarán analizando la conexión entre los hábitos asociados al consumo de alcohol y sus efectos en este tipo de enfermedades.

En total, un estudio llevado a cabo durante más de 23 años ha llevado a la conclusión de que la abstinencia al alcohol incrementa el riesgo de sufrir demencia en el futuro. Los especialistas recomiendan, así, beber entre una y 14 unidades de alcohol a la semana para contrarrestar el envejecimiento cerebral. Otra medida similar sería consumir el equivalente a seis pintas de cerveza a la semana. El motivo por el que la ausencia de consumo de alcohol afecta negativamente al cerebro estaría relacionado con patologías cardiometabólicas.

No obstante, consumir más alcohol de la cuenta no es la solución. Un consumo excesivo de alcohol también tiene efectos negativos en nuestra memoria. Si se abusa del consumo de este tipo de bebidas los riesgos cerebrales aumentan un 17%. Más de siete pintas – o 14 unidades de alcohol – a la semana no son recomendables. Los efectos negativos del alcohol son ya de sobra conocidos en otro tipo de patologías, advierten los expertos.

Una vida sana y equilibrada reduce los riesgos de padecer demencia

La Doctora Sara Imarisio incide en los beneficios de mantener un estilo de vida saludable. Hábitos como “no fumar, mantener una dieta saludable y equilibrada, mantenerse mental y físicamente activo, y mantener unos niveles óptimos de tensión arterial y colesterol” son los mejores aliados de nuestros cerebros, asegura Imarisio. Con respecto al alcohol, la clave está, como en todo, en encontrar una medida justa.

Sobre el autor

Deja tu comentario