Adrià Salas, cantante de La Pegatina ‘Eureka! es un disco algo más desacelerado pero el directo sigue siendo tan cañero como siempre’

Recorren España y parte del extranjero llevando a cuestas su música, positivismo y energía incontrolable, marca de la casa. La maquinaria de La Pegatina no se detiene tras diez años de la rumba-ska más fiestera y ahora publican Eureka!, un trabajo más romántico y «desacelerado» que presentarán el próximo 1 de junio en la sala Scala de Londres como parte de la programación de Rock Sin Subtítulos™. Una cita ineludible si eres de los que piensa que la vida son dos días y que la música está para olvidar. Adrià Salas, cantante del grupo, nos cuenta por qué La Pegatina aporta la dosis que todos necesitamos.

¿Por qué La Pegatina? ¿Por lo pegadizo de vuestras canciones, quizá?

Eso no lo supimos hasta después de haberle dado el nombre al grupo, pero quién sabe si fue una premonición. «Pegatina» era el sobrenombre que tenía Rubén, el guitarrista y quien fundó el grupo en 2003.

¿Cómo definiríais la personalidad de La Pegatina?

Se nos suele considerar un grupo festivo aunque hay muchas cosas que nosotros añadiríamos como, por ejemplo, cercanía, frescura, locura, energía, desenfado y ganas de darlo todo siempre.

Vuestro ritmo rumbero y ska se escucha en países como Holanda, Bélgica, Italia e incluso China, siendo cabezas de cartel en importantes festivales. ¿Entienden fuera de nuestras fronteras el cajón flamenco, la guitarra española, la trompeta, el acordeón… todo en uno?

La música es un lenguaje universal así que se entiende allá donde vayas. Lo que sí que puede variar es la forma de comunicarse, el humor y la forma de hacer cachondeo, y ahí es donde el músico tiene que saber cómo adaptarse.

¿Realmente estáis tan fuera del círculo comercial como lo proclamáis?

No proclamamos eso, aunque sí que es cierto que el estilo de música donde se nos enmarca no suele aparecer tanto en los periódicos o en las radios como otros. Con Internet hemos conseguido que se hable de nosotros por el público antes que por los medios.

Visitáis Londres con motivo del programa de conciertos de Rock Sin Subtítulos, promotora que promociona el pop-rock español en la capital británica. ¿La música también emigra con la crisis?

Nosotros no lo consideramos ni emigración ni exilio, simplemente ganas de aprender. Si hay algo que falta en nuestro país es ganas de abrirse, conocer nuevas culturas y otras formas de pensar. A nosotros nos encanta viajar y tocar y hemos logrado unir ambas cosas.

La música es, sin duda, la plataforma perfecta para la reivindicación y el compromiso. ¿Qué canción de vuestro repertorio les dedicaríais a algunos políticos españoles y por qué?

La reivindicación y el compromiso hay que tenerlo en la calle. La música o cualquier tipo de arte puede ser el reflejo de una época pero no es acción imprescindible para el cambio. Nosotros escribimos lo que sentimos y salen las canciones según qué momentos. Si coinciden con los de la sociedad, pues salen temas más sociales. A los políticos no hay que dedicarles canciones, hay que exigirles cultura, educación y responsabilidad.

La formación catalana al completo.

Acabáis de lanzar Eureka!, disco que coincide con el décimo aniversario de la creación del grupo. ¿Sigue sonando con tanta adrenalina como los anteriores? ¿Cómo os veis dentro de otros diez años?

Este disco lo hemos querido desacelerar para que pueda ser escuchado en todo tipo de situaciones. Eso sí, el directo sigue siendo tan cañero como siempre y es imposible aburrirse, que es de lo que se trata. El directo es un show, no un listado de canciones. Dentro de diez años esperamos haber evolucionado más, aunque aún es imposible saber hacia dónde.

Fuisteis apadrinados en su momento por el gran Manu Chao. ¿Es vuestro principal referente a seguir?

Él nos enseñó que el secreto era trabajar, y eso hemos hecho. Además, es de los pocos artistas que nos gustan a todos los del grupo por igual. Él sabe cómo hacer que un directo fluya.

Procedéis de Montcada y Reixac (Barcelona). ¿Preferís el castellano o el catalán en vuestras canciones?

No es cuestión de preferir sino de inspiración. Salen como salen. A veces han surgido en otros idiomas. Lo que sí que es cierto es que hay cosas que solo sabemos expresar en catalán y otras solo en castellano. Cada canción pide su idioma.

Grupos como Ojos de Brujo se atrevieron a fusionar el flamenco con la electrónica. ¿Vislumbráis algún tema con base electrónica? O mejor aún, ¿algún tema en inglés haciendo un guiño a vuestra internacionalidad?

Ya tenemos un par de canciones en inglés y tenemos temas con bases electrónicas como Mari Carmen. En este disco, además, hemos probado con estilos nuevos como el merengue, el son o la tarantella.

Vuestro concierto del 2 de mayo en el ViñaRock 2013 fue todo un éxito. ¿Os sentís más cómodos en los festivales o en los conciertos tradicionales?

Los festivales a veces pueden ser muy impersonales porque apenas le ves la cara a la gente. Pero, por otra parte, cuando el público responde es impresionante a nivel visual. En cambio, los conciertos en salas o en bares son algo más íntimas y puedes hacer un repertorio con más dinámica y más extensión.

Amor, contento y calimocho son algunas de las palabras que podemos escuchar en vuestras canciones, acompañadas de vítores y aplausos en los conciertos. Vuestros directos son una auténtica fiesta donde no falta ni el confeti. Os lo montáis muy bien, ¿no? ¿Cómo se nos quedará el cuerpo tras el concierto del 1 de junio?

Esperamos que el público londinense quede exhausto y no deje de bailar. Nuestro legado será dejarles con agujetas al día siguiente y con una buena sonrisa.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio