Portada | Cultura y Ocio | Gastronomía | Alberto López, barman: “Con trabajo y esfuerzo la carrera que se te plantea en Londres tiene la meta donde tú la quieras poner”

Alberto López, barman: “Con trabajo y esfuerzo la carrera que se te plantea en Londres tiene la meta donde tú la quieras poner”

Alberto López con su coctelera y uniforme de trabajo / Fotografía cedida por el protagonista de la entrevista.Alberto López, barman de profesión, ha hecho de su trabajo un hobby. Madrileño de nacimiento ha llegado a Londres en busca de nuevas metas y ha logrado convertir la capital británica en su segunda casa. Es feliz detrás de una barra y su objetivo a día de hoy es seguir aprendiendo en este sector, en una ciudad que con esfuerzo y mucha dedicación, la meta está en el cielo. ¿Su truco? utilizar recetas clásicas e intentar variar ingredientes para darle nuevos sabores y texturas a los cócteles de siempre.

¿Qué te hizo dejar Madrid y poner rumbo a Londres?

La idea de emprender carrera fuera de España fue una idea que siempre tuve en mente. Pero la decisión de hacerlo hace seis meses surgió después de recibir un dinero extra que no esperaba. En el terreno personal necesitaba nuevos retos y nuevas ideas después de mucho tiempo trabajando en Madrid. Y aunque aún no he llegado al punto en el que quiero estar, todo apunta a que con esfuerzo llegará.

¿Cómo decides empezar en el mundo de la hostelería?

Después de haber estudiado el bachillerato tecnológico me di cuenta de que lo que realmente me apetecía era conocer los restaurantes desde dentro. Era algo que desde pequeño me llamaba la atención y después de luchar con la familia y los profesores empecé mis estudios en la escuela de hostelería. Fue allí donde descubrí mi pasión por la coctelería. Gracias a esos estudios tuve la oportunidad de empezar en el Hotel Ritz de Madrid. Allí aprendí mucho de lo que sé y me abrieron muchas puertas. Trabajé en ‘La Terraza del Casino’ que tiene dos estrellas Michelin y salté al mundo de la cocina asiática, trabajando en el restaurante japonés ‘Kabuki’. Mi primera oportunidad como barman a tiempo completo fue en el restaurante ‘Sudestada’. Ahora, en Londres, estoy intentando progresar en este campo en el ‘Hotel Rosewood’.

¿Qué tendría que pasar para que pusieras punto y final a esta aventura?

No me lo he planteado pero quizá lo único que podría llevarme de vuelta a España en un futuro próximo sería algún problema personal o familiar importante. Pese a que muchas veces te sientes muy solo y añoras todo lo que dejas en tu ciudad, los buenos momentos y las nuevas experiencias le ganan el pulso a los días más duros.

¿Crees que Londres es una buena ciudad para crecer profesionalmente?

Sin duda Londres es la ciudad de las oportunidades y más en mi sector. Londres es el referente europeo en lo que al mundo de la coctelería se refiere. Pese a que la competencia es tremenda, con esfuerzo, trabajo, humildad y ganas de aprender la carrera que se te plantea aquí tiene la meta donde tú la quieras poner.

¿En qué se diferencia el mundo de la hostelería en Londres con el de España?

La principal diferencia es la diversidad de oferta. En Londres puedes encontrar cualquier tipo de bar o restaurante. Aparte, el hecho de no tener una cultura gastronómica propia tan arraigada como en España, hace que la gente este dispuesta a probar cosas nuevas. En España esto es más difícil.

¿Cuál es el Top 3 de cócteles que más se piden en Londres? ¿Y en España?

En Londres, sin duda, el gin-tonic, el dry martini y también hay bastante cultura de whisky. En España aunque la moda del gin-tonic se ha instaurado con fuerza, los combinados siguen liderando el mercado.

¿Ser barman para ti es pasión o profesión?

Está claro que esto es un trabajo que te da de comer pero tiene un componente de pasión muy importante. Si no tienes pasión por este mundo es imposible que puedas dedicarte a él un período largo de tiempo. Es un trabajo muy duro en cuanto a las horas que tienes que dedicarle y horarios difíciles de combinar con otra gente fuera del sector. El mundo de las bebidas es tan extenso que nunca puedes decir que lo sabes todo. Además, es muy importante tener empatía con el cliente, es decir, saber interpretar qué experiencia está buscando cuando llega a tu barra.

Hablando de la barra del bar, ¿alguna anécdota detrás de ella?

Una situación embarazosa… Estaba preparando caipiriñas para un par de chicas mientras estaba hablando con ellas. En el momento que agité la coctelera, se me desmontó y me cayó todo encima. Puedes imaginarte la cara que se me quedó…

Pero también hay anécdotas muy buenas que te hacen seguir amando esta profesión. Por ejemplo, cuando un cliente se cruza todo el restaurante solo para llegar a tu barra y felicitarte porque dice haberse tomado «el mejor café irlandés de su vida».

Dinos tres recetas de cócteles: una low cost, otra medium price y por último una high price.

Low cost: caipiroska de fresa. Solo necesitas vodka (del más barato) limas, fresas y azúcar. Para prepararla usamos media lima cortada en cuatro trozos, dos cucharadas de azúcar y un par de fresas troceadas. Pisamos todo con la mano de mortero y añadimos el hielo y el vodka dentro de la coctelera. Agitar y servir.

Medium price: margarita. Hay que tener en cuenta que utilizar un tequila de calidad media en este caso, sin duda marca la diferencia. Para prepararlo usamos tequila reposado, zumo de lima y un poco de cointreau. Batimos en la coctelera con hielo y servimos en una copa clásica de cóctel.

High price: la bebida que mejor representa el lujo es el champán. Para conseguir un buen cóctel empezaremos añadiendo un terrón de azúcar moreno, un poco de angostura y una cucharadita de brandy en una copa. Terminamos rellenando la copa con un buen champán que deberá estar bien frío.

Sitios de Londres donde poder degustar un buen cóctel.

Si queremos darnos el lujo de tomar un buen cóctel en Londres tendremos que pagar un precio alto, pero sin duda merece la pena. Para mí los tres mejores sitios que he visitado han sido el bar del Hotel Ritz, Sushi Samba en Liverpool Street y la coctelería Calloh Callay en Shoreditch.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio