Así serán los pubs ingleses a partir del 4 de julio

0

Los pubs ingleses volverán a su funcionamiento a partir del 4 de julio. Esa fue una de las grandes noticias que dio Boris Johnson esta semana y que fue recibida entre “aleluyas” por varios miembros del Parlamento. Pero esta reapertura llega de la mano de grandes cambios a los que los pubs deben adaptarse. Cambios que limitan el aforo, el sonido ambiente y las grandes aglomeraciones. El pasado miércoles se publicaron las nuevas reglas que tendrán que seguir entre no solo los pubs sino también otro tipo de locales y recintos como los parques temáticos y las peluquerías.

Entre estas nuevas reglas está la regulación del sonido. No se permitirá poner la música muy alta ni la televisión, de igual manera tampoco se permitirán los conciertos en vivo, ya que son considerados como un alto foco de contagio. Las pautas publicadas dictan lo siguiente con respecto al sonido: “Todos los lugares deben de tomar medidas para garantizar que no se alce la voz”.

Las reuniones sociales sí están permitidas, pero con diferencias entre fuera y dentro del local. Dentro del local solo se permiten como máximo 6 personas de dos hogares diferentes. Fuera del mismo sigue esa restricción pero se permite socializar con amigos de otros hogares, manteniendo la distancia de seguridad. Habrá servicio de mesa y no se podrá pedir en la barra. La policía puede intervenir para disolver reuniones en las que haya riesgos e imprudencias.

Finalmente el distanciamiento social deberá ser de un metro como mínimo. Muchos de los locales verían imposibilitada su reapertura si la distancia tuviese que ser de dos metros.La directora del UKHospitality, Kate Nicholls, califica estas reglas como “muy desafiantes”. “A falta de pocos días para abrir no es práctico cambiar todo el funcionamiento y desarrollar un nuevo sistema”, agregó Nichols.

Pubs ingleses pero también restaurantes y peluquerías cambiarán sis reglas

No solo a los pubs ingleses afectan las nuevas reglas del decreto. Restaurantes, hoteles y peluquerías entre otros se ven en la necesidad de darle una vuelta de ingenio al negocio y aplicar medidas sanitarias. Todos los establecimientos tendrán que tener un bote de gel desinfectante a la entrada o dentro del recinto.

Los restaurantes deben cambiar los tarros de condimentos por bolsitas desechables. En los hoteles se espera que los clientes lleven siempre mascarilla y eviten los ascensores. Las bandejas de desayunos o cenas del servicio de habitaciones se tienen que dejar siempre fuera de la habitación. El registro de los hoteles se hará de forma escalonada.

En las peluquerías, la nueva normativa obliga al peluquero a usar visera y a la utilización de batas personales y desechables. Los servicios cara a cara como la depilación de cejas se prohíben por el momento.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario