Aumentan un 18% en un año las denuncias por robo en el metro de Londres

La Policía de Trasportes Británica lanzó en marzo la «Operación Magnum», un plan con 700 policías, precisamente para atajar este problema

Actúan aprovechando las multitudes en hora punta. Sus principales puntos de actuación son las lineas de metro Central, Piccadilly y Victoria. Sus objetivos, smartphones, dinero en efectivo y carteras. Hablamos de los pickpockets del metro de Londres, los profesionales del hurto que han aumentado su actividad durante los últimos meses hasta el punto de convertirse en una de las mayores preocupaciones de la Policía de Transportes Británica. Precisamente ha sido esta sección se ha encargado de llevar a cabo, durante el mes de marzo, la «Operación Magnum», un operativo en conjunto con la Policía Metropolitana en la que han intervenido 700 agentes.

Los motivos para justificar este despliegue son obvios: los casos de denuncia de este tipo de crímenes han aumentado un 18% durante el último año. En concreto, entre el 1 de abril de 2012 y el 22 de marzo de 2013 se han registrado 7.073 casos de robo, mientras que la policía solamente ha logrado detener a sospechosos en un 6% de los casos.

Mientras que durante los años 80 y 90 este tipo de crímenes partía mayoritariamente de problemas de drogadicción de los delincuentes locales, el estallido de la crisis económica ha creado una figura de carterista profesional que prolifera cada vez con mayor frecuencia. La policía británica ha destacado que detrás de este fenómeno está el flujo migratorio, y aconseja a los usuarios de la red de transporte londinense que extreme precauciones.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio