Bacteria que causa úlceras podría prevenir el asma

Foto: Laikayiu.

La eliminación de una bacteria que causa úlceras de estómago puede ser la causa del aumento de la incidencia del asma y las alergias en las sociedades occidentales, según un reciente estudio europeo. Este estudio desarrollado en ratones de laboratorio ha descubierto la relación directa entre el Helicobacter pylori, bacteria residente en el estómago, y el asma alérgico. Los investigadores suizos dicen que el vínculo es tan fuerte que el germen de H. pylori podría ser un modo de «vacunar» contra el asma alérgico. En las últimas décadas los médicos hemos tratado de eliminar el H. pylori en el cuerpo humano después de descubrir que era una causa principal de las úlceras de estómago.

 

 

Este hallazgo está relacionado con la hipótesis que sostiene que la limpieza excesiva deja al sistema inmunológico incapaz de hacer frente a los alergenos. Se examinó el impacto después de infectar a los ratones unos días después de su nacimiento y se encontró que estos ratones desarrollaban reacciones inmunes a las bacterias, pero mostrando reacciones mínimas a los intentos de desencadenar el asma con alergenos comunes. Así se demuestra que la eliminación de H. pylori con antibióticos elimina la protección de asma. La profesora Anne Müller, de la Universidad de Zurich, dijo que la infección temprana por H. pylori promueve la creación de células T que juegan un papel clave en la prevención del asma.

Todo esto parece indicar que la presencia de Helicobacter pylori en el estómago protege frente al asma y otras alergias a pólenes, sobre todo en edades tempranas. La bacteria influiría en la respuesta inmune. Así mismo Martin J. Blaser, catedrático de Microbiología de la Universidad de Nueva York, ha realizado diversos estudios sobre el H. pylori en los últimos veinte años y ha coordinado esta investigación en 7.663 adultos. Ha detectado que existe una fuerte relación entre una cepa determinada y el hecho de no haber padecido asma antes de los 15 años. En concreto, los portadores de dicha cepa tenían un 40 por ciento menos riesgo de haber sido asmáticos en edad temprana.

Previamente, el equipo había estudiado las características genéticas de este H. pylori potencialmente protector, que expresaba la proteína cagA. Este subtipo, más agresivo frente a la mucosa gástrica, era el que también se asociaba a individuos con menor tasa de reflujo gastroesofágico, y por ello a menos esófago de Barrett y cáncer de esófago. La incidencia de tales lesiones ha aumentado en los últimos años en los países desarrollados, lo cual se asocia al uso cada vez más extendido de antibióticos que acaban con el microorganismo en estas regiones.

En resumen, podemos concluir que cuanto menos se utilicen antibióticos en bebés y niños o al menos se intente evitar su uso durante los primeros años de vida, estaremos probablemente evitando que estos niños desarrollen asma u otras alergias más adelante.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio