La espeluznante belleza de las estaciones fantasma del metro de Londres

0

Bajo la urbe desenfrenada londinense, en los subsuelos, nos topamos con otro espacio histórico de la capital británica: el metro de Londres. Se trata de la parte más frecuentada de la ciudad, ya sea por residentes o turistas. Abrió sus puertas a los viajeros en 1863. Desde entonces ha habido tiempo para que algunas de sus estaciones hayan caído en el desuso o incluso en el olvido. Desde El Ibérico les invitamos a conocer las más célebres estaciones fantasma del metro más antiguo del planeta.

Las estaciones fantasma con más historia del metro de Londres

1. Down Street, un búnker de la Segunda Guerra Mundial 

Down Street es de particular interés. En los años cuarenta sirvió como búnker durante la guerra, bajo el mandato del primer ministro Winston Churchill. Como estación, ha sido frecuentemente utilizada después de su apertura en 1907. Se encuentra muy cerca de Dover Street, antiguamente conocida como Green Park, y de Hyde Park. Además está situada en un área poco habitada. Los trenes normalmente ni si quiera se molestaban en parar ahí, razón por la cual la estación cerró sus puertas a los pasajeros en 1932.

2. King William Street, el primer ferrocarril subterráneo del mundo

Otra de las estaciones fantasma es King William Street, cerca de la actual estación de Monument, nombre original de la City & South London Railway (ahora el tramo sur de la línea Northern). Cuando se inauguró en 1890, fue el primer ferrocarril suburbano del mundo de nivel profundo, pero su vida se interrumpió en 1900 cuando la línea se redirigió a la estación de Bank. Aunque el edificio fue demolido, las plataformas permanecen y hoy se puede ver una placa conmemorativa  en Monument Street.

3. Marlborough Road, la parada del cricket.

Otra estación es la de Marlborough Road en la línea Metropolitan. Esta parada tuvo una escasa recepción de pasajeros, a excepción de la temporada de cricket, debido a su proximidad al estadio de cricket de Lord’s. Con motivo de su poco uso finalmente cerró en 1939, después de la apertura del bosque de San Juan, próximo a la estadio. El edificio permanece a día de hoy y hasta 2009 albergaba un restaurante chino. Ahora contiene una subestación eléctrica que soporta la línea Metropolitan.

4. Aldwych, escenario cinéfilo por excelencia.

La reina de todas las estaciones fantasma de Londres es Aldwych, antes conocida como Strand. Esta parada se inauguró en 1907. La única estación de la linea Picadilly que principalmente transportaba a los asistentes al teatro desde y hacia Holborn. A lo largo de los años la estación nunca vio a muchos pasajeros. Su clausura llegó en septiembre de 1994, cuando se decidió que no amortizaba el costo de reemplazar los ascensores.

La estación y el edificio de la calle permanecieron con su nombre original escrito en la fachada. Su segundo andén dejó de funcionar en 1917. Tras esto, fue utilizada por directores de cine que buscaban recrear escenas genéricas del metro. Aldwych hizo su debut cinematográfico en ‘The Gentle Gunman’ (1952), y más tarde apareció en ‘The Krays’ (1990) y ‘Patriot Games’ (1992). Desde entonces ha protagonizado ‘V of Vendetta’, ’28 Weeks Later’ y el drama de la BBC ‘Sherlock’.

Sobre el autor

Deja tu comentario