Las bolsas de plástico disparan el consumo de este material en Reino Unido

0

El consumo desmesurado de materiales no reutilizables es uno de los problemas más graves del siglo XXI. De entre todos, es el plástico de un solo uso el que peores consecuencias tiene para el medio ambiente y la lucha contra éste se hace cada vez más presente. En Reino Unido, los últimos informes han hecho saltar las alarmas.

A pesar de las promesas de los principales supermercados del país para hacer frente a los residuos, las cantidades siguen en aumento, según una investigación de la agencia Environmental Investigation Agency (EIA) y Greenpeace. Las cifras estiman que, en 2018, los supermercados produjeron alrededor de 903.000 toneladas de envases de plástico, lo que supondría un aumento de 17,000 toneladas respecto a las cantidades del año anterior.

El aumento está muy relacionado con el uso de bolsas de plástico, especialmente por la falsa creencia de que las bolsas ‘reutilizables’ -en realidad, tan sólo más gruesas- reducirían el consumo. Sin embargo, estas ‘bolsas duraderas’ son una de las principales causas del aumento.

Los grupos activistas advierten que su uso debería prohibirse o limitarse tomando medidas respecto al precio, ya que los datos revelan que este tipo de bolsas están generando el efecto contrario al esperado. Al mismo tiempo, señalan que el crecimiento de las ventas de comida para llevar en los supermercados también está contribuyendo el aumento desmesurado de los envases de usar y tirar.

El plástico y la cultura del ‘usar-y-tirar’

Alrededor del 50% del plástico que se produce está pensado para desecharse tras su uso inmediato y solo el 9% de todo lo producido ha sido reciclado, quedando una gran parte en los océanos. Según los últimos informes de la ONU, se producen alrededor de cinco billones de bolsas desechables al año.

El aumento en la venta de bolsas más duraderas sugiere que algunos consumidores simplemente están cambiando las bolsas de un solo uso -retiradas ya de muchos comercios- a bolsas más gruesas, que contienen una mayor densidad de plástico y se reciclan peor.

En Reino Unido, la venta de estas bolsas aumentó diez veces en los últimos 12 meses en la cadena de supermercados Iceland, y Tesco pasó de 430 millones bolsas vendidas a 713 millones. Siete de los diez principales supermercados del país aumentaron sus residuos año tras año y tan solo tres lograron reducciones mínimas.

Sobre el autor

Fotógrafo y periodista. Pasión por descubrir el mundo y conocer nuevas perspectivas.

Deja tu comentario