Brexit: el “backstop” dificulta el acuerdo de retirada

0

Muchos miembros del parlamento se muestran preocupados por el backstop– una garantía legal que pretende evitar una frontera dura en Irlanda bajo todas las circunstacias. Esto implicaría que Irlanda del Norte debería aceptar algunas reglas de la Unión Europea. Sin embargo, los diputados consideran que esto sería inaceptable por ser incompatible con su “divorcio” con la UE. El problema es que sin esta garantía legal es imposible llegar a un acuerdo.

El backstop debe formar parte del acuerdo de retiro que debe firmarse antes de que la ruptura con la UE sea oficial, en marzo de 2019. Los líderes de la Unión Europea han respaldado dicho acuerdo, pero para que sea válido también debe contar con el apoyo británico. El próximo martes se celebrará la votación definitiva y los miembros parlamentarios decidirán si lo aceptan o no. Los resultados son inciertos, pero se espera que muchos conservadores lo rechacen. Igual que el DUP- partido unionista de Irlanda del Norte– cuyo apoyo mantiene al gobierno actual en el poder.

¿Respaldarán los parlamentarios el backstop?

La Primera Ministra continúa buscando apoyo para su acuerdo sobre el Brexit. Con la intención de que algunos miembros del Parlamento cambien de opinión. May propuso otorgarles una mayor participación en este proceso. De este modo, los parlamentarios decidirían si se debe activar o no el backstopOtra opción sería extender el período de transición, como ya sugiere el acuerdo. Así, ambas partes tendrían más tiempo para firmar un pacto de libre comercio y no usar nunca el polémico backstop.

El jueves por la noche, se estableció una enmienda por parte de los tories. Con esta reforma se pretende conceder a la Asamblea de Irlanda del Norte una mayor participación en este proceso. También se pretende presionar a Reino Unido y a la UE para que lleguen a un acuerdo comercial al finalizar el período de implementación de un año.

La propuesta del Partido Laborista

El Gobierno británico presentará el acuerdo definitivo de Brexit el próximo 11 de diciembre. Se prevé que conservadores y DUP se unan al Partido Laborista y rechacen este convenio.

Jeremy Corbyn, líder de los laboristas, ha declarado que el acuerdo de May es “un fracaso monumental y perjudicial” para Reino Unido. Además, lo define como “el peor acuerdo del mundo” y asegura que no funcionara para nadie. Si el Parlamento rechaza la propuesta de May, Corbyn cree que la mejor opción sería proclamar Elecciones Generales. Si esto no es factible, su partido apoyaría un segundo referéndum.

Sobre el autor

Graduada en Administración y Dirección de Empresas. En El Ibérico he descubierto una nueva pasión, la escritura. Apasionada de la moda, desde Santiago llegué a Milán y ahora disfruto de Londres.

Deja tu comentario