Brexit: Londres registra su crecimiento poblacional más bajo en diez años

0

La capital de Reino Unido sigue siendo la capital del mundo (con permiso de Nueva York). Sin embargo, la ciudad está mostrando unos índices del crecimiento poblacional menores que años anteriores. Londres es una metrópolis todavía llena de oportunidades. De trabajo, de vida. Una urbe que sigue atrayendo (más) inversión y (menos) talento extranjero de diferentes países del globo. Como si el Brexit no estuviese a la vuelta de la esquina. Como si no lo estuviese con la posibilidad de que vaya a ejecutarse sin un pacto de salida con la Unión Europea. Pero lo está. Y a pesar de que en términos de crecimiento económico no se aprecia aún, sí lo está haciendo en términos demográficos.

Porque de acuerdo con el estudio The London Intelligence,  publicado recientemente por el think tank Centre for London, el último ratio de crecimiento poblacional (interanual) registrado en Londres es de un 0.6%. La cifra se corresponde con el valor más bajo de la última década.  

Datos migratorios de Londres Foto: Office for National Statistics

Asimismo, la migración neta internacional ha caído en un 34%. La diferencia entre inmigrantes que vienen desde otros países a Londres y migrantes que se van de Londres a otros países,  ha sido de 83.500 personas. El saldo sigue siendo positivo, pero no se daba tal decrecimiento desde 2013. Los movimientos migratorios internos también bajan. Más de un centenar de miles de personas han abandonado Londres en el último año. Lo han hecho para probar suerte en otra ciudad británica.

Registros para el National Insurance Number. Fuente: Department for Work and Pensions

Los datos del informe muestran también que en los tres primeros meses de 2018 solo ha habido 58.600 registros de National Insurance Number. Un 16% menos que en el primer trimestre del año anterior. Un 25% menos teniendo solo en cuenta a personas provenientes de países de la Unión Europea.

Silviya Barret: “Londres necesita seguir abierta al talento internacional”

Silviya Barret es la directora de investigaciones en Centre for London. Opina, en declaraciones a este medio, que “Londres necesita seguir siendo una ciudad que dé la bienvenida al talento internacional. Lo necesita para no perder su competividad en un Reino Unido fuera de la Unión Europea“. No solo Londres. Según Barret también es importante que “otras regiones de Reino Unido tengan la capacidad de controlar sus necesidades laborales y que no sean imposiciones nacionales las que lo hagan”.

En el ámbito académico, más de lo mismo: “El acceso a educación superior en toda la UE debería mantenerse, los estudiantes no deben ser parte de objetivos gubernamentales en lo referente a inmigración”, asegura Barret. Con todo y a pesar de todo,  ha admitido que “aunque el Brexit conlleve muchas amenazas, y quizá menos oportunidades, Londres, con su resiliencia y con su ingenio, terminará por adaptarse”.

¿El declive del sueño londinense?

El abismo de incertidumbre del Brexit es el principal motivo por el que cada vez son más los que se lo piensan dos veces antes de hacer las maletas y mudarse a Londres. A siete meses de su ejecución, nadie sabe qué va a pasar, nadie sabe cómo se va hacer. Venir para que en marzo te obliguen a marcharte, no parece tener mucho sentido.

Así pues, es pronto para saber si estamos o no ante el final de una ciudad abierta al mundo. Ante el principio de lo que puede ser la capital aislada de una isla aislada. Por ahora, los números ahí están. No mienten. Demuestran que algo se está cociendo y quizá sea el declive del sueño londinense tal y como lo conocemos.

Sobre el autor

Periodista desde que me levanto hasta que me acuesto. Y viceversa. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario