Portada | Actualidad | Cadena perpetua para los asesinos de Lee Rigby

Cadena perpetua para los asesinos de Lee Rigby

Nigel Sweeney, juez de la Sala Número 2 del Juzgado Criminal Nacional de Inglaterra y Gales de Old Bailey, dictó sentencia para los asesinos del soldado británico Lee Riby.

El magistrado, que calificó el hecho de «carnicería» e incidió en la «repugnante conducta» de los criminales, dictaminó cadena perpetua no revisable para Michael Adebolajo y cadena perpetua revisable en 45 años para su colaborador Michael Adebowale.

La sentencia fue dictada sin la presencia de los condenados, que fueron retirados de la sala al forcejear con los guardias de seguridad. La colaboración de estos ha sido nula durante todo el proceso, y en ningún momento han mostrado señales de arrepentimiento o remordimiento. No negaron su participación pero si su responsabilidad puesto que actuaron en defensa del islam. Los abogados de ambos procesados querían evitar la cadena perpetua para sus clientes, al considerarla injustificada y peligrosa porque haría de ellos unos «mártires».

El asesinato del soldado Lee Rigby se produjo el 22 de mayo de 2013 en Woolwich, en el sudeste de Londres. Rigby se encontraba fuera de servicio y se dirigía a pie hacia un cuartel cercano. Fue embestido por un coche conducido por los condenados y posteriormente atacado con un cuchillo. En unas imágenes que dieron la vuelta al mundo, se pudo ver como Michael Adebolajo, con las manos ensangrentadas y sosteniendo el arma que había utilizado en el asesinato, justificaba dicha acción como una venganza por las atrocidades cometidas por las tropas en países islámicos, poco antes de ser reducidos por la policía. El crimen, que conmocionó al país, fue condenado por todos los partidos políticos e instituciones religiosas, y tras éste se aumentaron las medidas de seguridad en todas las sedes policiales y militares por el temor a la comisión de nuevos actos, así como en mezquitas ya que pasaron a ser objetivo de ataque por parte de grupos radicales.

La sentencia fue dictada en presencia de la viuda del soldado y su hijo, así como familiares y amigos, portando algunos de ellos camisetas con la cara del fallecido y el mensaje «Justicia para Lee». La policía metropolitana movilizó a más de 100 agentes a las afueras del juzgado para evitar altercados. Simpatizantes de la Liga de Defensa Inglesa y del Partido Nacional Británico (EDL y BNP, en sus siglas en inglés) se congregaron en la puerta, portando horcas y simbología de extrema derecha.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio