Londres desierta y sin gente por el coronavirus, en imágenes

0

El lunes a última hora el Primer Ministro británico, Boris Johnson, mandaba un mensaje a todos sus ciudadanos. Durante las tres próximas semanas Reino Unido entraba en un estado de confinamiento y sus ciudadanos eran llamados a permanecer en sus casas de no ser estrictamente necesario. La consecuencia de este confinamiento ha sido que Londres ha amanecido hoy totalmente vacío.

Nuestros colaboradores en Londres, Pablo Santos y Roger Alarcón, han estado dando una vuelta por las principales calles de la ciudad y se han encontrado un Londres desolador. Cámara fotográfica en mano, han tomado algunas de las instantáneas que aparecen en este reportaje, con las principales arterias de la ciudad vacías. Sin gente. Sin ruido. Con comercios cerrados a cal y canto, y lugares turísticos sin kilométricas colas. Un Londres como nunca antes lo habías visto.

Las calles de Londres, vacías

Oxford Street sin comercios ni turistas

Oxford Circus, prácticamente desierta. / De Phil Maddocks. Shutterstock.com.

Si hay alguna calle comercial emblemática de Londres, esta podría ser Oxford Street. Una reducto en pleno centro de la capital inglesa que normalmente se encuentra abarrotada. Todo tipo de tiendas de ropa, souvenirs, locales de comida rápida… que conectan con otra de las calles más icónicas de Londres, Regent Street. Ésta, a su vez, está conectada con Picadilly Circus, otra de las grandes arterias de la ciudad. Las medidas para evitar la propagación del coronavirus han provocado que todas ellas amanecieran hoy más desiertas que nunca.

La City sin su particular bullicio

Tan solo un autobús se deja ver por las calles de la City. / Pablo Santos.

Otro de los lugares que más ha cambiado en su día a día es la City. La gran mayoría de las empresas afincadas en esta zona de Londres han tenido que cerrar sus puertas, mandando a sus trabajadores a teletrabajar desde casa. Entre eso y los servicios mínimos del metro de Londres, esta zona del este londinense se encuentra irreconocible. Con muchas de sus calles sin gente y muchos edificios cerrados hasta -en principio- dentro de tres semanas. Durante estos días no veremos a los ejecutivos agresivos al teléfono a paso ligero o a las congregaciones de personas trajeadas en la puerta de un pub en el tradicional afterwork. Por lo menos, hasta nuevo aviso.

La City de Londres, desierta. / Pablo Santos.

La catedral de St. Paul, sin colas

Lugares emblemáticos como la catedral de St. Paul o la abadía de Westminster o el London Eye han cerrado sus puertas al público. Esto quiere decir que los cientos y miles de visitantes que llegaban a estos puntos, no lo harán durante las tres próximas semanas, por lo menos. Esto dejará estampas muy extrañas, con calles cercanas a estos lugares icónicos, vacías.

La catedral de San Pablo, sin colas. / De wsf-s. Shutterstock.com. 

El palacio de Buckingham, sin turistas

El Palacio de Buckingham es quizá, el más famoso del mundo. Además de servir como residencia a la monarca británica Isabel II, es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Filas abarrotadas de turistas esperan el ansiado cambio de guardia y además, su interior alberga gran parte de las obras de arte que pertenecen a la Royal Collection. Hoy, la imagen de este ícono de Londres resulta desoladora.

Imagen frontal del Palacio de Buckingham. / De Dave Porter. Shutterstock.com

Otras imágenes de un Londres insólito

Algunas de las fotografías que Roger Alarcón nos envía muestran una ciudad como nunca ante se había visto. La capital británica, conocida por ser uno de los principales centros del mundo, se encuentra vacía. El centro de Londres regala imágenes únicas como estas, donde el tiempo parece haberse detenido; imágenes que invitan, sin duda, a la reflexión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre el autor

Periodista amante de la música y el deporte. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario