¿Vives en una de las calles más perjudiciales para la salud de Reino Unido?

0

La Real Sociedad para la Salud Pública – Royal Society for Public Health – de Reino Unido ha elaborado una lista de las calles más y menos saludables de Reino Unido. La lista incluye las calles más importantes de diferentes ciudades inglesas que pueden quitar hasta dos años y medio de vida. La lista no hace referencia a la contaminación que puede existir en estas calles. El estudio se centra, sin embargo, en la cantidad de establecimientos de comida rápida, casas de apuesta e incluso, salones de bronceado.

Vivir cerca de una de estas calles y pasar todos los días por su establecimientos resulta en la pérdida de hasta dos años de vida. Y es que en mayor o menos medida, ser consumidor asiduo de establecimientos de comida rápida, por ejemplo, perjudica gravemente a la salud.

Por otra parte, esta institución también ha desarrollado otra lista con las diez calles más beneficiosas para la salud. En este caso, se tienen en cuenta la cantidad de dentistas, oculistas, museos o farmacias que existen. Pasear por sus locales te permitirá mejorar la salud, ya sea física, intelectual o de ocio. Por ello, se incluyen pubs y discotecas para bailar y socializar con amigos.

En la ciudad de Londres las calles más saludables para pasear son Muswell Hill, en Haringey, y Pinner, en Harrow. York, Cambridge o Exeter están incluidas dentro de las mejores ciudades británicas para la salud.  En la otra cara de la moneda, las calles más insalubres se encuentran en localidades como Sunderland, Bolton y Bradford.

Crece el número de locales nocivos para la salud en Reino Unido

Con esta investigación se han contabilizado 4.000 establecimientos nuevos de comida rápida en todo Reino Unido. El fuerte crecimiento de este tipo de establecimientos se ha dado en los últimos cinco años. Además, el incremento de estos locales se da sobre todo en los barrios más pobres. Esto deja en evidencia a la dieta inglesa, la cual nunca ha gozado de variedad nutritiva.

El problema radica en qué es más económico, si para los empresarios, abrir un pequeño negocio de comida rápida en el que los costes sean mínimos que realizar una gran inversión en restaurantes de calidad. Así el ministro Philip Hammond ha anunciado una disminución en las tarifas comerciales para minoristas. Por otro lado, a las empresas tecnológicas con ingresos superiores a 500 millones de libras anuales se les incrementarán los impuestos por servicios digitales.

Sobre el autor

Deja tu comentario