Caminando en la lucha contra el cáncer

Los hay que caminan por placer, otros lo hacen por recomendaciones médicas y algunos pocos por reto personal. Bob Carr, un solidario británico procedente de Basingstoke, lo hace por una causa mayor: la lucha contra el Cáncer. Walking with me through Spain (andamos juntos por España) es la iniciativa que ha puesto en marcha este inglés tan decidido. Desde Santander a Algeciras, recorrerá 1.300 kilómetros con el objetivo de recaudar fondos para esta noble causa que empezó el pasado 7 de mayo en la ciudad cántabra y terminará el próximo 26 de julio en Algeciras.

El Ibérico pudo ponerse en contacto con Bob el pasado viernes 8 de julio, justo cuando se encontraba en la localidad de El Ronquillo, situada a 40 kilómetros del norte de Sevilla. Suele andar una media de 20 a 40 kilómetros diarios, según comentó el propio británico, quien a vez indicó que «la gente española está muy orgullosa de su cultura». «Conocí a gente que me contó cosas muy bonitas y, en general, todos ellos son generosos y abiertos». Sin embargo, «es muy inusual para ellos ver a alguien haciendo este tipo de cosas porque aquí no existe una cultura de charity como en Inglaterra». «Es cierto que me están ayudando mucho con el alojamiento, la comida…pero cuando hablas de poner dinero en una cuenta bancaria…».

Proyecto respaldado

Tanto el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España como el del Reino Unido apoyan la causa. Carr destinará la mitad de los fondos recaudados a la investigación en su país de origen y la otra mitad para aquel que le acoge en su recorrido.

Son muchas las personas que le apoyan y le siguen a través de su blog, dónde, a modo de diario, relata sus experiencias y anécdotas que transcurren durante la travesía, como los lugares donde se hospeda, los diferentes tipos de comida que se pueden degustar en el territorio español y la gente que conoce a su paso. Esto es así porque Bob Carr camina sólo, pero a veces ocurre que se encuentra con personas que quieren hacerle compañía y caminar a su lado, quizá alentándolo para que continúe con el proyecto. Una iniciativa que deja un mensaje un tanto duro, ya que en palabras del propio Bob: «Cada dos minutos una persona es diagnosticada con Cáncer».

En su blog se encuentran las condiciones y el formulario a rellenar por todos aquellos interesados en unirse a la caminata del inglés e intentar conseguir la mayor cantidad de dinero posible. Asimismo, este incansable caminante ha creado una página web para aquellos que quieran donar por Internet a la investigación en España; y facilita un número de cuenta bancaria para los que quieran hacer su donación a tierras británicas.

La falta de agua, los desniveles en el terreno y las variaciones climáticas también se narran en su website, donde describe a la perfección las llanuras castellanas, el calor extremeño y los encuentros que tiene con personas de todo tipo, algunas de las cuáles cuentan con un gran dominio del inglés.

Con bastantes kilómetros por delante, los pies de este británico no se rinden y continúan llevándolo hacia el sur, siempre con su causa por delante y con su llamamiento hacia la sociedad española y británica. «Toda la gente que está leyendo esto ahora conoce a alguien – un pariente, un buen amigo, un vecino o quizás un compañero de trabajo – que ha sido afectado por el cáncer», recoge en su web.

Ya lo decía Antonio Machado en su poema: «Caminante no hay camino, se hace camino al andar». Esperemos que con este recorrido, Bob Carr consiga los fondos suficientes para abrir nuevas vías y construir nuevos caminos en la lucha contra esta enfermedad que provoca al año 7,9 millones de muertos a escala mundial.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio