Portada | Actualidad | Canterbury prohíbe los patinetes eléctricos por motivos de seguridad

Canterbury prohíbe los patinetes eléctricos por motivos de seguridad

scooter
Foto de cottonbro: https://www.pexels.com/es-es/foto/hombre-negocio-trabajo-al-aire-libre-4604713/.

Los patinetes eléctricos se van a prohibir en un condado donde se estaban probando. El programa de alquiler se puso en marcha en Canterbury (Kent) en noviembre de 2020 y debía durar hasta 2024. Sin embargo, se va a suspender en los próximos meses por motivos de seguridad.

El plan piloto de Canterbury ha sido uno de los 30 ensayos realizados en todo el Reino Unido por el Departamento de Transporte para sacar a la gente del coche y hacer que los viajes sean más ecológicos. En medio de la pandemia de coronavirus, los responsables de transportes ampliaron en dos ocasiones la prueba, y las autoridades locales podrán extenderla una vez más en noviembre de 2022. Todos los pilotos finalizarán en mayo de 2024 y el gobierno decidirá entonces si aprueba o no el uso de los patinetes eléctricos en las vías públicas.

El concejal David Brazier ha decidido rechazar la extensión de la prueba en Canterbury y ha declarado: «Como nos acercamos al final de la prueba, he decidido acabarla antes de que alguien resultara gravemente herido. Recientemente, una anciana resultó gravemente herida por un vehículo que circulaba por una zona peatonal, lo que no estaba permitido». Sarah Carter, de 80 años, sufrió una fractura de muñeca así como una fractura de mandíbula y pómulos después de que un patinete eléctrico chocara con ella en una acera de Station Road West. La bibliotecaria universitaria jubilada ha dicho: «Otra persona mayor podría haber resultado fácilmente herida más gravemente o incluso muerta».

Brazier ha dicho a los concejales en un comité interpartidista que los conductores de scooters electrónicos han estado circulando por carreteras a las que el ayuntamiento no había dado luz verde. En Canterbury, los patinetes eléctricos sólo pueden utilizarse en una zona selecta de la ciudad que incluye el centro, la Universidad de Kent y los hospitales locales. «Yo estaba a favor de que se hiciera la prueba, pero ahora es evidente que los accidentes podrían haber sido peores de lo que han sido», ha añadido Brazier y ha comunicado que la zona se reducirá a una sola ruta aprobada para noviembre.

Bird toma medidas para evitar problemas

Para combatir esta situación en Canterbury, Bird –la empresa operadora de la prueba de los patinetes eléctricos– ha limitado la velocidad máxima de los ciclistas de 25 km/h (la recomendada por el gobierno) a 20 km/h. Además, también ha introducido «Birdwatchers» para patrullar la ciudad en busca de ciclistas que circulen por las aceras, y ha prohibido rápidamente la circulación de los ciclistas que infringieran la ley. Por ahora, los patinetes eléctricos sólo pueden utilizarse en las carreteras de Inglaterra si forman parte del plan nacional de alquiler.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio