La Central Line instalará trenes con aire acondicionado en 2030

0

Transport for London instalará aire acondicionado en la Central Line para 2030. Esa ha sido la respuesta tras las quejas de los usuarios por las altas temperaturas registradas en la línea. Uno de los mayores problemas del metro londinense verá la luz al final del túnel. El metro de Londres, frente a la multitud de quejas, ha asegurado que se acabará el calor en sus trenes: la Central Line tiene prevista la instalación de sistemas de aire acondicionado en su interior. Sin embargo, este cambio tendrá que esperar más de diez años.

London Underground. Fuente: PixabayEl verano es la época idílica de muchos. No obstante, puede llegar a convertirse en un peligroso compañero del día a día. Las altas temperaturas que se sienten en Londres han provocado un gran problema en el transporte bajo tierra. En este caso, los habituales de la Central Line han sido los protagonistas.

Ante casi 40 grados de temperatura en los vagones, los clientes exigen cambios. No toleran que un instrumento tan usado pueda acarrear serias consecuencias de salud. Además, reclaman que, por encima de 30 grados, no es recomendable usar un medio de transporte.

“El calor al que se llega en el metro es muy peligroso para personas mayores y para niños”, afirmaba un pasajero por Twitter. Añadía que los altos precios del transporte deberían evitar este tipo de conflictos. En definitiva, este comentario estaba poniendo voz a una gran cantidad de personas que sufren la ola de calor.

La respuesta del metro, aire acondicionado a largo plazo

La cuenta de Twitter de Central Line no tardó en contestar: “Somos conscientes del calor. Tenemos prevista la implantación de nuevos trenes, con sistema de aire acondicionado incluido, que llegarán a partir de 2030”.

Esta contestación, lejos de disolver el problema, lo ha agravado aún más. Sabiendo que no hay soluciones a corto plazo, los pasajeros saben que tendrán que pasar la ola de calor que sacude Londres con altas temperaturas en el metro. 2030, según las protestas, es un insulto y una pobre respuesta a un hecho atípico.

Sin embargo, no hay más vías que el metro de Londres haya facilitado para evitar la ola de calor. Si estás buscando combatir el calor del verano londinense, la principal recomendación es pasar poco tiempo en el metro. Esto no cambiará hasta dentro de doce años, por lo que habrá que acostumbrarse.

Sobre el autor

Periodista en proceso. España, Italia y ahora Reino Unido.

Deja tu comentario